Cerrar
Cerrar
Cerrar
banner banner equion

» » Ola de calor en Colombia se debe a mal uso de suelos. 44 % de los suelos de Casanare presentan conflicto

Ola de calor en Colombia se debe a mal uso de suelos. 44 % de los suelos de Casanare presentan conflicto

Autor: miguelangelok el 1-09-2015, 13:54

0 Ola de calor en Colombia se debe a mal uso de suelos. 44 % de los suelos de Casanare presentan conflicto
Varios municipios de las zonas Andina y Caribe fueron declarados bajo alteras rojas y naranjas por los incendios forestales, que arrasan con bosques, cultivos y pastos. IGAC había prendido las alarmas sobre este nefasto panorama.

En meses pasados, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) advirtió que el 28 por ciento del territorio nacional sufriría en “carne viva” los duros estragos de los fenómenos climáticos en el país; esto debido al uso inadecuado que sus habitantes se le han dado a sus suelos.

Según el IGAC, 32,7 millones de hectáreas que abarcan principalmente las regiones Caribe, Andina, la Altillanura y el Valle del río Cauca, eran las más susceptibles a sufrir por la “ola de calor” provocada por el actual Fenómeno del Niño.

El estudio de conflictos de uso del suelo del IGAC indicó que los departamentos más afectados por la época de verano serían Sucre, Atlántico, Magdalena, Cesar, Córdoba, Santander, Bolívar, Tolima, Antioquia, Cundinamarca, Boyacá, Huila y Risaralda.

Ahora la advertencia se convirtió en una realidad. Así lo indica el último informe entregado por el Instituto Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), que declaró alertas rojas y naranjas por incendios en las coberturas vegetales en varios municipios de las regiones Caribe y Andina, al igual que algunos deslizamientos en la Amazonía y en las regiones Pacífica y Andina.

La región más crítica por los incendios forestales es la Andina, zona del país en donde el Ideam declaró en alerta roja, es decir amenaza alta de que se queme la cobertura vegetal de los bosques, cultivos y pastos, en 7 departamentos: Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Huila, Nariño, Tolima y Valle del Cauca.

Entre tanto, bajo la categoría de altera naranja (amenaza moderada de incendios) están varios municipios de los departamentos de Cundinamarca, Huila, Nariño y Valle del Cauca, como Arbeláez, Cucunubá, Pasca, Quipile, Tabio, Tenjo, Venecia, Villeta, Teruel, Yaguará, Imués, Bugalagrande, La Cumbre y Zarzal.

En la región Caribe, el Ideam le puso el sello de alerta roja o amenaza alta por incendios forestales en zonas de bosques, cultivos y pastos en La Guajira, específicamente en los municipios de Albania, Barrancas, Hato Nuevo, Riohacha y Uribia.

Con alerta naranja están Atlántico (Candelaria, Juan de Acosta, Luruaco, Manatí, Piojó, Repelón, Sabanalarga y Usiacurí), Bolívar (Cartagena de Indias, Clemencia, San Estanislao, Santa Catalina, Soplaviento y Villanueva) y La Guajira (Dibullá).

Las alarmas también cobijan los Parques Nacionales Naturales de Macuira, la Sierra Nevada de Santa Marta, Las Hermosas, Nevado del Huila, Cordillera de Los Picachos, Sumapaz, Galeras y los Farallones de Cali.

“Las zonas más productivas y pobladas de Colombia han sufrido un continuo proceso de deterioro y deforestación, lo que puede representar futuras tragedias en épocas de sequía y lluvia. Estos suelos ya no pueden retener el agua suficiente para enfrentar un fuerte verano, lo que representa que los ríos bajen su caudal y se vean afectadas de manera directa la biodiversidad colombiana, como sucedió el año pasado en el departamento del Casanare”, informó Juan Antonio Nieto Escalante, director general del IGAC.

Nieto Escalante apuntó que el 28 por ciento que es más vulnerable a sufrir por los fenómenos naturales ahora se puede catalogar como un suelo deteriorado o en proceso de deterioro, debido en gran medida al uso indiscriminado del recurso. “Por esto podrían ser las más afectadas en la actual época de verano que afronta el país. Este panorama se debe a las malas prácticas agropecuarias y a la falta de un esquema de planeación en las dinámicas del uso del suelo”.

Los municipios “rojos” por incendios forestales en la región Andina son: en Boyacá: Cucaita, Cuítiva, Firavitoba, Iza, Paipa, Pesca, Ráquira, Sáchica, Samacá, San Miguel De Sema, Sora, Tinjacá, Toca, Tuta y Villa De Leiva; en Cauca: Argelia, Balboa, Bolívar, Cajibio, Caldono, Caloto, Corinto, El Tambo, Florencia, Guachene, La Sierra, La Vega, Mercaderes, Miranda, Morales, Padilla, Patía (El Bordo), Piendamó, Popayán, Puerto Tejada, Rosas, Silvia, Sotará (Paispamba), Timbío, Toribío, Totoró y Villa Rica; en Cundinamarca Agua De Dios, Anapoima, Apulo, Beltrán, Cabrera, Carmen De Carupa, Cogua, Fúquene, Fusagasugá, Girardot, Guachetá, Guataquí, Jerusalén, La Vega, Lenguazaque, Nariño, Nilo, Nocaima, Pacho, Paime, Pulí, Ricaurte, San Bernardo, San Cayetano, San Francisco, San Juan De Rio Seco, Sasaima, Sibaté, Silvania, Subachoque, Supatá, Susa, Tausa, Tibacuy, Tocaima, Ubaté, Útica, Vergara, Viotá y Zipaquirá; en el Huila: Agrado, Aipe, Algeciras, Altamira, Baraya, Colombia, Garzón, Gigante, Guadalupe, Íquira, La Plata, Neiva, Paicol, Palermo, Pital, Rivera, Tarqui, Tello, Tesalia y Villavieja; en Nariño: Albán (San José), Ancuya, Arboleda (Berruecos), Belén, Buesaco, Chachaguí, Colón (Génova), Consacá, Cuaspud (Carlosama), Cumbal, Cumbitara, El Charco, El Peñol, El Rosario, El Tablón, El Tambo, Guachucal, Guaitarilla, La Cruz, La Florida, La Llanada, La Unión, Leiva, Linares, Los Andes (Sotomayor), Mallama (Piedrancha), Nariño, Pasto, Policarpa, Providencia, Samaniego, San Bernardo, San Lorenzo, San Pablo, San Pedro De Cartago (Cartago), Sandoná, Santa Cruz (Guachavés), Sapuyes, Taminango, Túquerres y Yacuanquer; en Tolima: Alpujarra, Ambalema, Armero (Guayabal), Ataco, Carmen De Apicalá, Chaparral, Coello, Coyaima, Cunday, Dolores, Espinal, Falan, Flandes, Guamo, Icononzo, Lérida, Melgar, Natagaima, Ortega, Piedras, Planadas, Prado, Purificación, Rioblanco, Saldaña, , San Luis, Suárez, Venadillo y Villarrica; y en el Valle Bolívar: Alcalá, Bolívar, Buga, Cali, Candelaria, El Cerrito, Florida, Ginebra, Guacarí, Jamundí, Palmira, Pradera, Roldanillo, Trujillo, Tuluá, Vijes y Yumbo.

Alertas por derrumbes e inundaciones

El Ideam declaró con alertas naranjas varios municipios del país por amenaza de deslizamientos de tierra detonados por lluvias.

Las zonas bajo esta categoría en el país son: en Antioquia los municipios de Anorí, Carmen De Viboral, Cocorná, Granada, San Francisco, San Luis, Sonsón y Zaragoza; en Putumayo el municipio de San Francisco; en el Cauca Guapi, El Tambo, López y Timbiqui; y en Chocó Alto Baudó (Pie De Pato), Atrato (Yuto), Bagadó, Bajo Baudó (Pizarro), Cértegui, Condoto, El Cantón del San Pablo (Managrú•), Istmina, Lloró, Medio Atrato (Beté), Medio Baudó(Boca De Pepé), Medio San Juan (Andagoya), Nóvita, Quibdó, Rio Iró (Santa Rita), Rio Quito (Paimadó), Tadó y Unión Panamericana ( Animas).

Otra alerta hidrológica fue dada en el río Inírida, cuerpo de agua que ahora cuenta con “sello rojo” por su bajo descenso de niveles.

Ranking Orinoquia de conflictos de uso del suelo

CASANARE

Conflicto: 44 por ciento
• Sobreutilización: 12 por ciento (521 mil ha)
• Subutilización: 32 por ciento (1,3 millones de ha)
Uso adecuado: 48 por ciento (2,1 millones de ha)

META

Conflicto: 44 por ciento
• Sobreutilización: 9 por ciento (786 mil ha)
• Subutilización: 35 por ciento (3,02 millones de ha)
Uso adecuado: 54 por ciento (4,9 millones de ha)

VICHADA

Conflicto: 31 por ciento
• Sobreutilización: 4 por ciento (406 mil ha)
• Subutilización: 27 por ciento (2,6 millones de ha)
Uso adecuado: 69 por ciento (6,9 millones de ha)

ARAUCA

Conflicto: 35 por ciento
• Sobreutilización: 8 por ciento (192 mil ha)
• Subutilización: 27 por ciento (639 mil ha)
Uso adecuado: 60 por ciento (1,4 millones de ha)

Recomendaciones para no afectar los suelos

Según el IGAC, para que un suelo no se vea tan afectado por la indiscriminada mano del hombre, se pueden seguir consejos y prácticas simples para mantener la cobertura vegetal, que es la encargada de proteger el suelo al disminuir los rayos ultra violeta y evitar la evaporación del agua y degradación de la materia orgánica.

El IGAC recomienda:

• Mantenimiento de las especies arbóreas combinadas con pastos o con cultivos, como hortalizas.

• Siembra directa, que evita la destrucción de la capa vegetal por efecto del laboreo del suelo y así se aumenta la cantidad de materia orgánica y se mantiene la cobertura vegetal.

• Cobertura del suelo por medio de material vegetal seco.

• Evitar la deforestación, las quemas, el uso de herbicidas y el laboreo excesivo.

Para proteger el suelo en condiciones de sequía, el IGAC informa que se debe mantener un alto porcentaje de materia orgánica en el suelo, lo que permite aumentar la microporosidad y mantener la humedad del suelo. Para lograr esto se deben utilizar:

• Fertilización orgánica.

• Aportes de compost.

• Gallinaza.

• Porquinaza.

• Cultivo de abonos verdes.

•Disminuir el aporte de abonos químicos que generan gases de efecto invernadero, cuyo poder de calentamiento es 300 veces superior al del CO2.

• Esta materia orgánica aumenta la capacidad de resistencia del suelo a la sequía, la captura de carbono (que hace que disminuyan las emisiones de CO2), y la fertilidad del suelo.

Categoria: CASANARE

Estimado visitante, usted esta en el sitio como usuario no registrado.
Le recomendamosRegistrarse o entrar en el sitio con sus datos.
Información
Para dejar comentarios en los artículos, sólo es posible dentro de los 10 días contados a partir de la fecha de publicación.