Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Emergencias por invierno en Sabanalarga, Nunchía y Hato Corozal

Emergencias por invierno en Sabanalarga, Nunchía y Hato Corozal
Los Bomberos Voluntarios de Sabanalarga emitieron una alerta en las últimas horas por el represamiento del río Upia debido a un deslizamiento de tierra en la vereda “Aguacaliente”.

El organismo de socorro solicitó a los ribereños estar atentos ante el comportamiento del afluente.

Toneladas de lodo y piedra taponaron el curso del río en un amplio sector, por lo que se realiza un monitoreo permanente de la situación.

Los deslizamientos de tierra que se registran en la Vereda “Aguacaliente” en jurisdicción del municipio de Sabanalarga colocan en riesgo a cinco familias campesinas, según el Coordinador operativo del Cuerpo de Bomberos en Sabanalarga, Luis Roa.

Los movimientos en masa se encuentran en límites con Páez, Boyacá. Reveló que el voluminoso material rocoso y vegetal está cayendo al cauce del río Upía generando preocupación entre los ribereños.

Nunchía sin vía de acceso
Emergencias por invierno en Sabanalarga, Nunchía y Hato Corozal
Derrumbes sobre la vía de acceso a Nunchía mantuvieron incomunicados vía terrestre a los habitantes de Nunchía.

Los deslizamientos en el tramo “La Yopalosa” - Nunchía son de medianas proporciones y requieren intervención continua de maquinaria en el sector.

Los puntos afectados tradicionalmente en invierno generan traumatismos en la comunicación hacia la tierra del duende.

Con restricciones se cumple el tráfico automotor a Nunchía por los derrumbes que se registraron ayer.

En el trayecto desde la Yopalosa hay cuatro tramos críticos, según informaron a usuarios de la vía y transportadores.

Maquinaria de la Secretaría de Obras Públicas del departamento y del municipio laboran en la remoción de toneladas de piedra y lodo que obstaculizan la movilidad.

En Hato Corozal buscan mitigar efectos del río Casanare
Emergencias por invierno en Sabanalarga, Nunchía y Hato Corozal
Una comisión técnica conformada en la reunión de gestión del riesgo, se movilizo al río Casanare sector vereda “El Cedral”, con el fin de determinar los puntos críticos para mitigar la problemática generada por el río Casanare.

Luego del recorrido realizado se identificaron tres puntos críticos a intervenir, en donde la administración municipal contratará horas de maquinaria para construir Jarillones que mitiguen la problemática a corto plazo.

El Secretario de Gobierno Jimmy Daimer Urbano manifestó que se agilizaran los procesos contractuales para comenzar con la intervención del río.

16 mil damnificados

4.400 familias han resultado damnificadas por la ola invernal en el departamento, reveló el Consejo Departamental de la Gestión del Riesgo.

Son 16.000 personas de 18 municipios afectadas por el desbordamiento de ríos y quebradas.

Se han gestionado ayudas humanitarias ante entidades del orden nacional que oportunamente se distribuyeron entre los damnificados.


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar