Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

ELN entregó pruebas de supervivencia de soldados secuestrados en Boyacá

ELN entregó pruebas de supervivencia de soldados secuestrados en Boyacá
A 15 días del ataque del ELN en zona rural de Güicán (Boyacá), que dejó como saldo 12 uniformados muertos, 11 militares y 1 policía, y además dos soldados profesionales secuestrados, el grupo subversivo entregó las primeras pruebas de supervivencia.

A través de su página de internet, el Eln reveló fotos y videos de los soldados Kleider Antonio Rodríguez, oriundo de Aguazul (Casanare) y Andrés Felipe Pérez, natural de Tuluá (Valle).

El grupo armado al margen de la ley aseguró “que los dos soldados están sanos y salvos”.

El ELN afirmó que tiene voluntad de liberar los soldados lo antes posible, pero afirmó que “esto no depende sólo de nuestra voluntad, depende que el gobierno permita que los soldados regresen con vida, que garantice la seguridad y las condiciones de entrega a una Comisión Humanitaria, sin presencia ni amenaza de la fuerza pública”.

El ejército de liberación nacional afirmó que trata de "proteger" a Andrés Felipe Pérez y Kleider Antonio Rodríguez en medio de los operativos militares para rescatarlos.

Los soldados profesionales Andrés Felipe Pérez y Kleider Antonio Rodríguez fueron secuestrados el pasado 26 de octubre, luego de que un comando del ELN asesinó a 11 militares y un policía en Güicán, Boyacá.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) adelanta acercamientos con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, específicamente en Ecuador, para eventualmente iniciar un proceso de paz.

El comunicado del ELN

"Saludamos e informamos:

Que Estamos entregando las pruebas de supervivencia de los soldados profesionales Andrés Felipe Pérez, oriundo de Tuluá, Valle y Kleider Antonio Rodríguez, oriundo de Aguazul, Casanare, hechos prisioneros de guerra por Tropas del Frente de Guerra Oriental Comandante en Jefe Manuel Vásquez Castaño del ELN, el día 26 de Octubre a las 4 am, en ataque a la patrulla del ejército del batallón de alta montaña de Los Pinos, que opera y se encontraba en zona rural del municipio de Guicán, al norte del departamento de Boyacá.

Ratificamos que los dos soldados están sanos y salvos bajo la custodia del ELN, y nos esforzamos por protegerlos, a pesar de las amenazas y los fuertes operativos militares que tienen la orden de rescatarlos a sangre y fuego, según la directriz del presidente Santos, el ministro de defensa y su cúpula militar, que no les interesa la vida de los soldados.

Poco a poco se han ido aclarando todas las mentiras del presidente Santos, las fuerzas armadas en cabeza del ministro de defensa, los políticos y medios de información, defensores del régimen, que en forma vergonzante tratan de minimizar este éxito guerrillero. El dictamen de medicina legal no se dejó condicionar por los falsos montajes y dijo nada más que la verdad: los soldados murieron con tiros a distancia y no de gracia ni tenían bombas en los cuerpos ni señales de tortura.

El ELN enfatiza que esta acción está dentro del accionar militar legítimo y no viola los Derechos Humanos porque no se ataca a civiles, se atacó a una patrulla militar de soldados armados y en campaña. También se evidenció otra injuria del gobierno al decir que atacamos a una delegación de la Registraduría.

Nuestro accionar no atenta ni se contradice con los anhelos de paz y lo que hemos planteado al presidente Santos es la necesidad de pactar el cese bilateral al fuego, pero la repuesta ha sido negativa.

El ELN ratifica la voluntad de liberar los soldados prisioneros de guerra lo antes posible, pero esto no depende sólo de la voluntad del ELN, depende que el gobierno permita que los soldados regresen con vida, que garantice la seguridad y las condiciones de entrega a una Comisión Humanitaria, sin presencia ni amenaza de la fuerza pública.

El ELN llama al presidente Santos a la sensatez, para que cambie su política de agresión indiscriminada contra la población civil, como la ocurrida el 6 de noviembre, en el departamento de Arauca, en el municipio de Saravena, donde concentraron toda la comunidad de la vereda de San Joaquín Bajo, incluyendo las mujeres, los ancianos y niños y en helicópteros se los llevaron secuestrados para las instalaciones del batallón Reveís Pizarro, ésta sí es una acción terrorista y violatoria de los Derechos Humanos.

La muerte de los militares no nos alegra, son hijos del pueblo, todos tienen familia y somos seres humanos, nos duelen igual que los guerrilleros despedazados por las bombas de los aviones de las fuerzas armadas, que tanto alegran a los voceros gubernamentales y a sus medios de prensa.

Las 24 armas y la logística recuperadas son parte de las necesidades para nuestra defensa.

Nuestra campaña, CAMILO, 50 AÑOS SEMBRANDO VIDA Y AMOR EFICAZ. En honor a la memoria al Comandante en Jefe Camilo Torres Restrepo, caído en Combate el 15 de Febrero de 1966, sigue su camino revolucionario.

COMANDO CENTRAL

EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL.

Montañas de Colombia

Noviembre 9 del 2015"


Comentarios

Agregar Comentario

Renovar código de seguridad
Cerrar
Cerrar