Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Familiares de víctimas de falsos positivos en Casanare siguen a la espera de la justicia

Familiares de víctimas de falsos positivos en Casanare siguen a la espera de la justicia
En un dramático relato Jorge Avendaño contó cómo fueron asesinados sus dos hijos en un falso positivo del Ejército ejecutado en Hato Corozal.

Luis Guillermo Robayo Mora de 25 años y Rubén Darío Avendaño de 14 años se desplazaban en una buseta desde la vereda Las Tapias hacia el casco urbano de Hato Corozal, cuando fueron interceptados por uniformados del Ejército y los bajaron del vehículo, señaló Jorge Avendaño al reclamar justicia.

“La información de la muerte de mi hijastro y mi hijo me la entregó el otro hijo que estudiaba en Sácama, reclamamos los cuerpos y según la necropsia habían sido torturados, degollados, uno tenía los dedos reventados y al otro le habían echado un líquido que le quemó el abdomen”, dijo don Jorge al señalar que su familia solo se dedicaba a la ganadería.

Los hechos se presentaron en el 2007, “la vida de un ser humano no tiene precio y yo reclamo justicia”, dijo don Jorge al afirmar que espera la verdad a través del sistema de Justicia Especial para la Paz.

Añadió que se han citado audiencias en Hato Corozal y han sido aplazadas frustrando el derecho a saber la realidad sobre los responsables y las circunstancias de la muerte de sus hijos.

[video=]


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar