Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare
Camel ingenieria

CORPORINOQUIA HIZO RECOMENDACIONES PARA LA GESTIÓN DEL RIESGO FRENTE AL FENÓMENO CLIMÁTICO “EL NIÑO”

CORPORINOQUIA HIZO RECOMENDACIONES PARA LA GESTIÓN DEL RIESGO FRENTE AL FENÓMENO CLIMÁTICO “EL NIÑO”
Por Oficina de Comunicaciones Corporinoquia

El Fenómeno del Niño puede hacer que para finales del año en nuestra región, que es muy extensa, halla un poco más de lluvia en algunas partes, pero en especial que luego tengamos menos agua que la habitual durante el verano. Los eventos que nos pueden amenazar durante esta época son:
• Crecientes e inundaciones y deslizamientos
• Incendios forestales y sequía
Para estar en la jugada, y no dejarnos ganar de estos peligros, póngale mucho cuidado a las siguientes recomendaciones:

¡QUE NO SE LO LLEVE LA CRECIENTE!

• Conozca cuál es el riesgo de inundaciones en su área de residencia, y NO construya en zonas de riesgo.
• En zonas de amenaza moderada, evite la ocupación permanente o hacer inversiones costosas. Dedique estos terrenos a cultivos de siembra y producción rápida o para áreas recreativas sin ocupación permanente.
• No destruya la vegetación que protege los nacederos ni rondas de quebradas, ríos o cuerpos de agua ya que ésta da firmeza al suelo, impide la erosión, regula la velocidad y fuerza de las crecientes.
• No acampe ni estacione a la orilla de los ríos o en cauces secos, para evitar ser sorprendido por una creciente súbita.
• Si su casa puede ser afectada por una inundación, evite tener instalaciones, líneas y equipos eléctricos que el agua pueda deteriorar o dañar.
• No arroje ni permita botar basuras que puedan tapar o desviar ríos o canales. Remueva periódicamente escombros vegetales y materiales arrastrados.
• Construya desagües firmes y límpielos periódicamente evitando que se obstruyan.
• Si se debe construir en zona donde la amenaza sea manejable, diseñe y construya en forma segura y apropiada, por ejemplo: la casa sobre estructura de postes u horcones.
• Solicite asesoría técnica en su Alcaldía.

¡NO SE DEJE TUMBAR POR EL DESLIZAMIENTO!

• Conozca el riesgo por deslizamientos, consulte el grado de estabilidad o susceptibilidad del terreno de su interés y NO adquiera lotes NI construya en zonas de riesgo.
• Observe si en el terreno hay árboles o postes inclinados, pisos o suelos agrietados, desprendimientos o caídas de rocas e informe de su existencia a la autoridad municipal.
• No realice excavaciones ni cortes en laderas sin la asesoría de personal idóneo.
• No permita la quema, tala ni el deterioro de la vegetación que protege, da firmeza al suelo, impide la erosión y regula el escurrimiento de aguas en laderas, menos aún si pueden ser inestables.
• Evite el vertimiento constante de aguas sobre las pendientes.
• No disponga basuras, escombros o relleno en terrenos inclinados, esto deteriora el suelo, y puede caer sobre personas, construcciones, redes, cultivos y ríos ubicados más abajo.
• No construya con materiales pesados en terrenos débiles.
• No haga surcos para cultivo en el sentido en el que cae la pendiente.
• Evite el sobre-pastoreo o la sobrecarga de animales que puedan crear zanjas y zanjones.
• Si debe construir en ladera con bajo nivel de susceptibilidad a deslizamiento, asesórese para diseñar y edificar adecuadamente su proyecto, evitando que éste genere condiciones inseguras.
• Vigile e informe la explotación, el estado de canteras, excavaciones y condiciones de estabilidad de las laderas aledañas en el vecindario.

¡PARIENTE, QUE ESA CANDELA NO LO QUEME!

• Esté pendiente de los avisos y recomendaciones de las autoridades sobre las quemas.
• Vigile para que en su región no se hagan fogatas, asados en zonas verdes ni debajo de los árboles, quemas a cielo abierto, quema de basuras al lado de los árboles NI empleen pólvora o fuegos artificiales en zonas con vegetación.
• Sea muy cuidadoso en el uso de velas, estufas y combustibles.
• Apague bien fósforos y colillas de cigarrillo, deposítelos en recipientes de basura, sin arrojarlos al pasto o al monte y no los tire descuidadamente o por la ventana.
• Haga callejoneo o rondas corta-fuegos en sus predios y potreros, haciéndolos más anchos de acuerdo a los vientos predominantes y a la altura de la vegetación.
• Cuando encienda fuegos en lugares despejados de vegetación, vigílelos, apáguelos, y asegúrese de que no quede ningún rescoldo que lo pueda reavivar ni chispa que el viento se pueda llevar.
• Mantenga los combustibles, leña, ropas y cualquier elemento que pueda encenderse en sitios aislados, frescos, ventilados y seguros.
• Revise instalaciones y líneas eléctricas para evitar incendios por cortocircuitos o chispas.
• Revise y guarde en lugar seguro y de fácil acceso, machetes, palas, bate-fuegos, bombas de fumigación de buen caudal, mangueras, etc., para apagar conatos en forma segura o realizar acciones defensivas y a distancia contra un incendio forestal.
• Conozca, disponga o facilite el acceso a fuentes hídricas y reservas de agua para la extinción de incendios de cobertura vegetal.

EN LA CIUDAD Y EN EL CAMPO CUIDE EL AGUA, ¡PILAS CON EL VERANO!

• Cierre el registro cuando esté fuera de su casa por varios días.
• Cierre la llave mientras se enjabona, se lava los dientes o se afeita, así ahorra agua y dinero.
• Detecte y repare las fugas en llaves, mangueras y tuberías para evitar que goteen, y así ahorrar dinero.
• Recoja el agua que usa en la ducha, y úsela en el inodoro, y si esta fría y sin jabón puede usarla para regar sus plantas.
• Lave la loza cerrando la llave mientras enjabona, enjuáguela por grupos y no abra toda la llave.
• Aproveche las aguas grises que con poco tratamiento pueden ser usadas para sanitarios y riego de matas.
• Revise el consumo de facturas y lleve el control.
• Lave su ropa cuando tenga acumulada la suficiente.
• Use reguladores para ahorrar agua en la ducha, el lavamanos, platero, sanitario y otros, son económicos.

EN EL CAMPO, A CUIDAR EL AGUA ¡PILAS CON LA SEQUÍA!

• Fomente la protección del agua para sus cultivos y animales.
• Vigile que no se talen las rondas protectoras de los nacederos y cuerpos de agua.
• Racionalice la distribución de agua de las vertientes: prioridad el uso de la población y luego para el ganado.
• Organice la unión de esfuerzos con los vecinos para evaluar, tramitar y gestionar obras de captación e irrigación para aprovechar al máximo y racionalmente, el recurso hídrico.
• Comunique a las autoridades las novedades o problemas acontecidos por el verano.
• Traslade el ganado a lugares provistos de agua.
• Almacene y racione los alimentos y agua para abastecerse durante la sequía.
• Almacene agua en las represas a fin de ser aprovechadas en tiempo de sequía.
• Cumpla con las instrucciones que las autoridades recomienden.

Y SI ALGUNA DE ESTAS AMENAZAS PUEDE LLEGAR A PILLARLO, LE RECOMENDAMOS:

• Informarse y conocer las causas, efectos, formas de prevención y de reacción adecuada y segura ante cada amenaza que se pueda presentar en su localidad.
• Organizar y gestionar un mecanismo de aviso y alerta para su familia y comunidad.
• Conocer y actualizar los medios para comunicarse con las autoridades, servicios de emergencia y centros de salud que lo puedan asistir oportunamente.
• Si está en una zona amenazada, diseñe y acuerde con su familia y comunidad un plan de evacuación y disponga previamente de un lugar donde refugiarse, siendo preferible la casa de familiares o amigos.
• Procure habilitar refugios apropiados para evacuar y resguardar a sus animales en áreas seguras y no amenazadas.


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar