Partido de la U Diego a la alcaldia
Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Corporinoquia le “tiró las orejas” a Perenco por el mal manejo de las contingencias de derrames de hidrocarburos


Perenco deberá reevaluar sus planes de contingencia de derrames de hidrocarburos ante deficiencias en la limpieza del Caño Palo Blanco. La inspección y las recomendaciones se habían hecho el pasado 14 noviembre, luego de un derrame en la línea La Gloria que cruza el Caño Palo Blanco ubicado entre las veredas El Tesoro del Bubuy del municipio de Aguazul y La Coralia en el municipio de Maní.

Corporinoquia ya había hecho visita y en su momento emitió concepto técnico a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales – ANLA, quien manifestó que se encontraban haciendo relevos de sus profesionales en el departamento de Casanare para lo cual pidieron un tiempo de espera y cuando el coordinador que fuera delegado se presentaría ante la Corporación para recibir formalmente el caso, esto fue lo acordado a principios del mes de diciembre de 2013, lo que hasta la fecha aún no se ha efectuado.

Llevando a cabo el control y seguimiento del caso que ya se había programado, así como a las denuncias interpuestas por la comunidad, se realizó en compañía de los presidentes de las juntas de acción comunal de las veredas El Tesoro del Bubuy y La Coralia, como de Perenco, una nueva inspección en campo durante la cual se verificó que varias de las recomendaciones inicialmente hechas por Corporinoquia a esta empresa petrolera no han sido cumplidas, lo que se evidenció en el hallazgo de numerosas trazas de hidrocarburo en la superficie del agua, sedimentadas en el fondo del caño y adheridas a sus riberas.


Corporinoquia requerirá a la empresa Perenco presentar información adicional a la reportada, para establecer por qué actualmente se encuentran trazas e iridiscencias de crudo, las cuales continúan contaminado la corriente hídrica afectada, desvirtuando lo comunicado en el reporte de resultados de laboratorio presentado por la empresa ANTEK a través de oficio radicado el 23 de diciembre de 2013 por Perenco, en el cual se cita como conclusión que: “Es posible concluir que la contingencia no generó daños en el cuerpo de agua manteniendo sus características, manteniéndose una buena calidad en el recurso”.

Adicionalmente, y actuando dentro de los principios de prevención, concurrencia y rigor subsidiario, Corporinoquia ha abierto indagación preliminar contra la empresa Perenco para reunir la evidencia necesaria, para presentar las novedades que se constataron sobre el caso, en forma directa a la dirección del ANLA, y para acordar la adopción de las medidas correctivas y sancionatorias que sean necesarias.


Considerando que ANLA tiene la competencia para desarrollar procesos sancionatorios sobre proyectos petroleros en lo que concierne al incumplimiento de lo establecido en las licencias ambientales de sus instalaciones y oleoductos, Corporinoquia programará conjuntamente con dicha institución una reunión técnica con representantes de las alcaldías, comunidades afectadas de Aguazul y Maní y Perenco.

En dicho encuentro, Perenco como empresa responsable, deberá suscribir ante la autoridad ambiental nacional, el cumplimiento de compromisos que corrijan, restituyan la calidad ambiental de la fuente hídrica afectada y compensen los daños ambientales, sociales y económicos ocasionados, para lo cual se deberán tener en cuenta las evidencias captadas por la Corporación y las entidades territoriales con jurisdicción en el Caño Palo Blanco.


Comentarios

Agregar Comentario

Renovar código de seguridad
Cerrar
Cerrar