!9 Años salud yopal
Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Continúa Paro camionero

Continúa Paro camionero
Información de eltiempo.com

Sin acuerdos quedó la reunión de la ministra de Transporte, Natalia Abello Vives, con los voceros de los transportadores para tratar de encontrar soluciones a la protesta que realizan desde hace 22 días los camioneros y que deja pérdidas representativas, principalmente en el sector de alimentos.

Édgar Higuera Gómez, gerente de logística e infraestructura de la Andi, y representantes de otras organizaciones empresariales se reunieron en horas de la tarde de este jueves con Abello en Bogotá, y le advirtieron sobre los problemas por el paro de camioneros. Además, estimaron entre 6.000 y 7.000 millones diarios las pérdidas.

El 23 de febrero, un grupo de transportadores de carga por carretera inició una protesta para hacer bajar los precios de los combustibles y subir las tarifas de los fletes.

Entre los departamentos más afectados están Valle, Antioquia, Cauca, Nariño, Boyacá y Cundinamarca, ya que se presentan congestiones debido a las manifestaciones.

Por su lado, gremios de sectores como la venta minorista de combustibles, plásticos, avicultura, porcicultura y hotelería, entre otros, están alerta por las pérdidas económicas que causan en los negocios los problemas de movilidad en las carreteras originados por la protesta, así como un posible efecto en la inflación.

Los precios en las centrales de abastos se han incrementado cerca de un 40 por ciento en casos como el del arroz y la papa, productos básicos en la canasta familiar.

Según Abello, las pérdidas por el cese también son millonarias y, tras el diálogo que abrió el Gobierno con los transportadores de carga que lo promueven, no hay compromiso ni voluntad para solucionarlo, pues, al momento de la firma del acta de acuerdo, presentaron nuevas demandas con el fin de dilatarlo.

Los transportadores esgrimieron nuevas exigencias, como revivir la tabla de fletes, con el fin de reglamentar los valores del transporte de carga por carretera, y reabrir la negociación sobre los precios de los combustibles.

Las pérdidas calculadas por Asecarga son mayores a las que señalan los gremios que se reunieron con Abello y el Gobierno, y afirma que han sido por unos 18.000 millones de pesos diarios, o 318.000 millones de pesos entre el 23 de febrero y el 12 de marzo.

El presidente del gremio, Jairo Herrera Murillo, calcula que de las 50.332 tractomulas existentes en el país, se ha afectado el 30 por ciento (15.000).

La mayor pérdida la representan los fletes, con 234.000 millones de pesos, y el consumo de ACPM, con 58.500 millones de pesos.

Igualmente, se calcula en 15.000 millones de pesos la cifra que han dejado de recibir negocios como talleres de mecánica, montallantas, parqueaderos, restaurantes y hospedajes.

Además, estiman en 2.500 millones de pesos el valor de las pérdidas de animales vivos, como aves y semovientes, y productos perecederos, y en 2.000 millones de pesos, las originadas por la incineración y daños a los carros.
Continúa Paro camionero
Estaciones de servicio

Por su parte, el presidente de la Federación Nacional de Distribuidores de Derivados del Petróleo (Fendipetróleo), Temilso Martínez, dijo que en las 4.700 estaciones de servicio (EDS), las ventas de ACPM se han visto reducidas en un 40 por ciento.

La industria también se afecta por el paro, y el presidente de Acoplásticos, Carlos Alberto Garay, afirmó que los inventarios se están reduciendo y que podría paralizarse la producción de fábricas.

La Federación Nacional de Avicultores (Fenavi) denunció entre tanto dificultades para acceder a insumos y posibles efectos de la situación sobre la inflación en los alimentos.

La Asociación Colombiana de Porcicultores también se declaró afectada,pues el 70 por ciento de la actividad se encuentra en Antioquia, Valle del Cauca y el Eje Cafetero. El presidente de esta agremiación, Carlos Maya, afirmó que podría haber un desabastecimiento de carne mayor al 25 por ciento.

Por su parte, el presidente de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), Gustavo Toro, dijo que el paro tiene efectos no solo en el turismo y la conectividad terrestre, sino también en el abastecimiento y el costo de los alimentos, lo que puede poner en riesgo la operación de hoteles en Boyacá, Meta, Nariño y Tolima, de cara a una de las temporadas turísticas más importantes.

La situación preocupa porque se acercan un puente y la Semana Santa.

Valle, Nariño y Boyacá sienten fuertes estragos del paro

Incrementos en la canasta familiar y algunas acciones vandálicas en las vías hacen parte de los efectos tras los días de paro camionero en el Valle del Cauca.

La central de Abastecimientos del Valle (Cavasa) reporta incrementos que superan el ciento por ciento de los precios normales en productos como el ajo importado, la cebolla cabezona, la zanahoria, la remolacha, el ulluco, el fríjol verde y la arracacha, que llegan a esta central de otras regiones.

En Buenaventura, la Sociedad Portuaria avanza en un plan de contingencia para el almacenamiento de contenedores y garantizar la operación por 15 días más.

Entre tanto, en la frontera entre Colombia y Ecuador, el panorama no es mejor. El paro tiene paralizado el 70 por ciento de las actividades comerciales, mientras que productos como la leche, la papa y las hortalizas bajan su precio y se comienzan a dañar en los centros de abastecimiento y bodegas de Ipiales.

En uno de esos depósitos, ubicado en la vía Panamericana, entre las ciudades de Ipiales y Pasto, hay más de 20 tractomulas ecuatorianas que están completamente paralizadas, la mitad de ellas, con derivados de aceite de palma, y que por cuenta de la protesta no han podido salir hacia sus lugares de destino en Cali y Bogotá.

Al otro lado del puente internacional de Rumichaca, en Tulcán, la primera ciudad ecuatoriana, los transportadores de carga afirman que no se atreven a pasar con sus cargas hasta Colombia por el temor a que les arrojen piedras o incendien sus vehículos.

“Como es un paro en el que no hay un cierre total de vías, hay una movilización pequeña de mercancías y pasajeros, pero aún así el cese de actividades en la frontera es de un 70 por ciento”, revela el director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ipiales, Harold Guerrero Delgado.

En Ipiales y municipios aledaños, ninguna de las plantas procesadoras de leche está recibiendo el producto, y su precio en el mercado comienza a bajar hasta el punto de que un litro se vende a 300 o 400 pesos; lo mismo ocurre con el precio de la papa y algunas hortalizas. Según Guerrero, también hay preocupación por el desabastecimiento de gas en Ipiales y los municipios de la exprovincia de Obando.

En Ipiales y el sur de Nariño, se estima que son alrededor de 2.000 tractomulas las paralizadas por la protesta.
Continúa Paro camionero
Se complica la situación del agro en Boyacá

Aunque las autoridades de Boyacá no han reportado oficialmente afectaciones mayores por cuenta del paro camionero, la protesta ha empezado a pasarle factura a la economía del departamento.

Pero el problema no es solo por combustible, ya que en la mayoría de localidades ya se registra desabastecimiento y hasta usura en los precios de algunos alimentos, especialmente, de frutas y verduras, al igual que en algunos agroinsumos.

“Los despachos desde la terminal de Sogamoso hacia Bogotá se están haciendo, máximo, hasta las 6 de la tarde, lo mismo que de Sogamoso a Yopal, ya que son varios carros los que han resultado afectados en horas nocturnas”, explicó Ramiro Rodríguez, jefe operativo de la terminal de Sogamoso.

El alcalde de Aquitania, Carlos Torres, aseguró que los camioneros de su municipio han tenido que seguir trabajando porque la cebolla es un producto muy perecedero muy delicado que no aguanta más de tres días en bodegas.

En Duitama se estudia la publicación de un decreto de ley seca debido a los hechos violentos que se han registrado en los últimos días en medio de la manifestación camionera.

En municipios como San Miguel de Sema, uno de los mayores productores de leche de Boyacá, se asegura que si el paro se extiende por dos días más, tendrán que empezar a botar los miles de litros que allí producen porque los carrotanques no pueden entrar a sacar el producto.

Fletes, punto neurálgico de diálogos

“La semana pasada se trataron algunos puntos en los que hubo concertación, como en el tema de vida útil de los camiones, pero hay un punto neurálgico, que es el relacionado con la libertad vigilada de los fletes”, afirmó Luis Enrique Aponte, uno de los voceros de los transportadores.

Dice que se levantaron de la mesa el viernes porque hubo cambios en puntos inicialmente acordados.


Comentarios

Cerrar
s
Cerrar