Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare
Camel ingenieria

Twitter cambió de dueño. Habrá sorprendentes cambios en la plataforma

 Elon Musk, además de ser el hombre más rico del mundo, es un personaje de lo más extravagante. Su personalidad genera mucha polémica y división de opiniones, pero lo que no pueden negar sus detractores es que tiene visión para los negocios.

El último negocio en el que ha puesto interés ha sido Twitter, la compañía de internet, y es que según él, la plataforma tiene mucho potencial que no se estaba aprovechando. Musk anunció su interés en adquirir la plataforma el pasado 14 de abril, y tan sólo 15 días después, se cerró el acuerdo con Twitter.

El precio de compra finalmente ha sido de 44.000 millones de dólares, 21.000 millones que aportará Musk (tanto de su capital cómo de inversores privados) y el resto procedente de préstamos y deuda.

Sin embargo, el acuerdo entre ambas partes no es suficiente. Musk aún tiene que conseguir los 23.000 millones de dólares de financiación y las instituciones regulatorias tienen que dar el visto bueno a la transacción. Y es que en las compras de grandes empresas, como fué el caso de la compra de Sky por parte de Televisa y AT&T, las instituciones siempre tienen que supervisar el proceso.

Pero en el caso de que la compra finalmente sea oficial, que es lo más probable, ¿qué pasará con Twitter? ¿Qué cambios habrán? ¡Te lo contamos!

¿Defender la libertad de expresión o barra libre al discurso de odio?

Elon Musk ha repetido hasta la saciedad que quiere defender la libertad de expresión en Twitter. Según él, hay demasiada censura en la plataforma y las suspensiones de cuentas de usuarios deberían ser temporales y no permanentes como hasta ahora. Cómo por ejemplo le pasó a Donald Trump, al cuál le bloquearon la cuenta permanentemente por promover el asalto al Capitolio de Washington en 2021.

Algunos usuarios de Twitter están a favor de reducir la censura, pero es cierto que muchos otros creen que esto hará que incrementen los mensajes de odio o el contenido tóxico en Twitter. De hecho, algunos trabajadores de la compañía también han expresado que comparten este temor.

Al defender su propuesta ante los inversores, Musk ha hablado de cambiar el modelo de monetización de Twitter. Su intención es dejar de lado sus anuncios y cobrar a empresas y gobiernos por publicar o compartir tuits.

¿Es viable este modelo de negocio?

Lo más complicado de este cambio es que hasta ahora todas las cuentas habían sido gratuitas, por lo que podemos esperar cierto rechazo por parte de empresas y gobiernos a pagar ahora por ellas. Por otro lado, aún deberán concretar por qué van a cobrar exactamente y cuánto. Ya que no tendría sentido cobrar lo mismo a una gran corporación como Apple que a un negocio local.

Otro de los puntos flojos de esta propuesta es que contradice lo mucho que ha defendido Musk la libertad de expresión. Y es que algunos pueden argumentar que cobrar solo a algunas cuentas por publicar sus tuits va en contra de sus derechos. Veremos finalmente que pasa con esta iniciativa.

Revuelo entre los trabajadores de Twitter: ¿se van o les echan?

Hasta ahora, Twitter se había caracterizado por tener entre sus empleados un alto nivel de satisfacción. Sin embargo, la compra de la compañía por parte de Musk puede hacer que esto cambie.

En la presentación de los resultados del primer trimestre, Twitter ya anunció que están preocupados por “su incapacidad para atraer y retener al personal clave y contratar a posibles empleados”.

¿Por qué está ocurriendo esto? Para empezar, Musk está prometiendo muchos cambios en la plataforma, como la disminución de la censura, que no están gustando nada a los actuales trabajadores. Además de eso, es bien conocido que muchos empleados de los otros negocios de Musk no están conformes con su manera de dirigir las empresas y gestionar al personal.

¿Qué opina Musk al respecto?

El nuevo dueño de Twitter ha declarado que cualquiera que no se sienta cómodo podrá irse de la compañía. Por lo que no parece muy preocupado por este éxodo de sus futuros empleados. Es más, ya había anunciado sus intenciones de disminuir la plantilla, así que quizá este revuelo le facilite llevar a cabo sus planes.

Sus verdaderas intenciones: volver a vender Twitter en 3 años

Musk es un hombre de negocios, y su compra de Twitter es otra manera de ganar dinero. De hecho, según informa “The Wall Street Journal”, ya ha anunciado a los inversores que tiene intención de vender Twitter en 3 años.

En estos tres años, Musk espera revitalizar la compañía, conseguir aumentar el valor de sus acciones y así venderla a un precio más elevado.

Cómo vemos, son muchos cambios los que le esperan a Twitter si finalmente se oficializa la compra. Aunque lo que hemos contado son las intenciones que ha expresado Musk hasta el momento, tendremos que esperar para ver qué es lo que acaba ocurriendo finalmente.



Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar