Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Si Enerca no logra una recuperación económica rápida será intervenida

Si Enerca no logra una recuperación económica rápida será intervenida
Al término de una mesa técnica en Enerca, la superintendente de servicios públicos, Patricia Duque, dijo que después de una evaluación técnica, financiera y comercial a la empresa por parte de la Superintendencia delegada para Energía, se determinó que la situación financiera de la Empresa de Energía de Casanare es compleja, y que por tanto entra en vigilancia permanente.

La Superintendencia solicitó a Enerca un plan para salvar la empresa, en vista de los problemas financieros y de prestación del servicio que se vienen registrando en la región. Patricia Duque Cruz, quien lideró la jornada, acompañada del superintendente delegado para Energía y Gas, Rafael Albarracín, explicó que esta estrategia debe ser entregada a más tardar el próximo 28 de abril e incluir soluciones a los aspectos técnicos, financieros y administrativos que actualmente se evidencian en la prestadora.

Enerca deberá diseñar también un plan de mantenimientos que permitan garantizar la prestación de un servicio de calidad a los usuarios y establecer acciones con el propósito de solventar los altos costos administrativos que presenta.

“Existe la disponibilidad del Gobernador y la Empresa para mirar de qué forma se capitaliza o se buscan recursos que solucionen el tema financiero, dimos como plazo el 28 de abril (de 2016) para que presenten un plan de salvamento para la recuperación de Enerca, porque las obligaciones con el mercado de energía están en crisis, la próxima semana tienen que asumirlas y no queremos llegar a limitar el suministro”, señaló.

La Superintendente agregó que en esa fecha la empresa debe presentar un programa de reducción de pérdidas, que por ahora está supremamente alto (cerca del 28%) cuando la regulación reconoce máximo un 15% del volumen de pérdidas.

El Gobernador convocará a la Junta Directiva para buscar soluciones pues no solo se trata de cómo conseguir los $8.000 millones para pagar la deuda la próxima semana, ya que según el modelo financiero que corrieron cada día se ahonda más la crisis, y en mayo se hablaría $10.000 millones y así sucesivamente.

Como tercera medida, la Superintendente dijo que deberá ejecutarse un cronograma de mantenimientos a las 70 subestaciones; y que además, es necesario revisar los costos y gastos de la empresa.

“El problema de Enerca es financiero, más cuando es una empresa expuesta a bolsa y no es un secreto que el fenómeno del niño afectó a muchísimas empresas del país, por lo que el precio de escasez que está pagando no se compensa”, indicó.

Patricia Duque invitó a no especular diciendo que la Superintendencia va a intervenir a Enerca, aunque sí dijo que queda en vigilancia permanente y acompañamiento al plan de salvación.

“Si Enerca no llega a una recuperación económica no tendrá como responder a las obligaciones del mercado; y cuando se entra una limitación de suministro se pone en riesgo la prestación del servicio público, ahí la ley faculta a la Superintendencia para tomar posesión”, explicó.

Por su parte, el gobernador de Casanare, Alirio Barrera, dijo que Enerca está en capacidad de cumplir con el plan de mejora y que hará todo lo que esté a su alcance para la recuperación de la empresa.

El mandatario hizo un llamado de atención para que se contesten todas las quejas y reclamos, puesto que por descuido el silencio administrativo ha perjudicado a la Empresa; también dijo que están trabajando en la reducción de personal y colocando personal donde verdaderamente se necesita.

“Enerca tiene que capitalizarse, pues hay muchos recursos del Departamento que no están prestando ningún beneficio económico y que si se trasladan a la empresa de energía la significarían un musculo financiero más fuerte y mayor capacidad de compra”, agregó Barrera.

La mesa técnica contó con la presencia del gobernador de Casanare, Josué Alirio Barrera; el gerente de Enerca, Bayardo Anibal Santana, autoridades regionales y locales y representantes de la comunidad, quienes expresaron su apoyo a la decisión de la superintendencia de "salvar" la empresa, evitando una posible intervención.


Comentarios

Cerrar
Cerrar