Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Grupos sucesores de paramilitarismo en Casanare y Boyacá generan alerta temprana

 Denuncias sobre la presencia de hombres armados que cometen actos delincuenciales e intimidan a la comunidad y que se presentan como, Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y Clan del Golfo, precipitaron una alerta temprana de la Defensoría del Pueblo para siete municipios, cuatro de Casanare, La Salina, Sácama, Támara, Aguazul y Yopal, y tres en Boyacá, Pajarito, Paya y Pisba.

La situación fue analizada ayer en Yopal, por el Viceministro de Relaciones Políticas, Juan Pablo Díaz Granados, con los alcaldes de los municipios afectados, incluidos en la alerta No. 008 de 2021, que da cuenta de la situación de riesgo suscitada por las amenazas que insinuarían el resurgir del paramilitarismo, a través de panfletos que anuncian supuestas “limpiezas sociales” contra expendedores de alucinógenos, ladrones y que pretenden ocupar las zonas donde la guerrilla ha hecho presencia.

La Defensoría del Pueblo, alertó la problemática de orden público que se puede desencadenar en todo el departamento por la presencia de dichos grupos al margen de la ley, caracterizados por su accionar delictivo de grandes dimensiones en otras regiones del país.

El panfleto del grupo que se autodenominó como sucesor del paramilitarismo y que circuló en dichas zonas señala en uno de sus apartes: “a ellos les damos la oportunidad de que se vayan de la región… así evitaremos derramamiento de sangre”.

 El documento que oficializa la alerta temprana señala que, de acuerdo con lo enunciado en el panfleto, el retorno del paramilitarismo a los municipios de Casanare se da como consecuencia de los crecientes avances que al parecer han logrado los grupos guerrilleros del ELN y facciones de las disidencias de las FARC.

“Este tipo de señalamientos de los grupos armados organizados, particularmente del paramilitarismo, como en este caso de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia AGC, se pueden vincular con las amenazas a líderes sociales, comunales y defensores de derechos humanos y la labor que desempeñan al representar a las comunidades…” indica la alerta temprana.

Y agrega, que el mayor riesgo se focaliza en las personas que ejercen liderazgos sociales en los corregimientos de Cupiagua, Plan Brisas y Cunamá del municipio de Aguazul y en el corregimiento de El Morro que comprende 18 veredas de Yopal, por lo tanto, es posible que se puedan presentar amenazas, atentados contra la integridad personal, homicidios selectivos, masacres, secuestros y/o desapariciones forzadas.

En la alerta, para los grupos sucesores del paramilitarismo, la ejecución de este tipo de amenazas contra los sectores sociales ya descritos, busca legitimar su presencia, al tiempo que reclaman el apoyo voluntario o forzado de algunos sectores económicos y políticos con el fin de lograr fuentes de financiación, petición que fue formulada a través del mencionado panfleto, en el que indican que pedirán un aporte del 3% de las ganancias por contratación y agrega, “a los ganaderos y arroceros cuando pasemos a visitarlos por sus fincas les iremos dando a conocer personalmente el apoyo que requerimos, porque sabemos que es un gremio que ha sido muy afectado por los ladrones y delincuentes de las FARC y ELN”.

El Viceministro Díaz Granados y el subdirector para la Seguridad y Convivencia Ciudadana de Mininterior, Fabio Augusto Parra Beltrán, hicieron anuncios para reducir el accionar de ese grupo al margen de la ley y la evaluación del plan de forma continua, consistentes en la inversión de $13 mil millones para fortalecer fuerza pública del Departamento. El desarrollo de mesas permanentes de seguridad. Recompensas por información que permita capturar a integrantes del Clan del Golfo y para combatir diferentes delitos como abigeato y extorsión en Casanare. Articulación con la Policía para el funcionamiento del circuito cerrado de cámaras de seguridad. Puesta en funcionamiento de la línea de emergencia 123. Implementación del Plan Integral de Seguridad.

El alto funcionario destacó que en un plazo de 90 días se desarrollará una nueva sesión para evaluar el avance de los acuerdos pactados.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo, dio recomendaciones y medidas urgentes de prevención y protección ante las situaciones de riesgo y amenaza de la población.

El Alcalde de Yopal, Luis Eduardo Castro, señaló que la incursión de miembros del Clan del Golfo al departamento de Casanare es una situación que genera bastante preocupación tanto a las autoridades departamentales como municipales. “La llegada de estas estructuras criminales representa un fuerte peligro para la seguridad y el bienestar de la población civil. Somos conscientes de la importancia de implementar acciones que minimicen estos riesgos en el orden público”, dijo.




Comentarios

Cerrar
Cerrar