Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

OLEODUCTOS ESPERANZADORA FORMULA DE TRANSPORTE DE CRUDO EN COLOMBIA

OLEODUCTOS ESPERANZADORA FORMULA DE TRANSPORTE DE CRUDO EN COLOMBIA
Por Oxford Business Group (OBG) Jaime Pérez-Seoane de Z. Editor

El sector energético de Colombia se ha desarrollado considerablemente durante los últimos años, al punto de ganarse un sitio entre los 20 mayores productores de petróleo del mundo, y captar el 35 por ciento de la Inversión Extranjera Directa (IED) en 2012.

El notable crecimiento del sector podría verse limitado, en buena medida, por la precariedad en el transporte del petróleo, lo que representa un desafío considerable para el desarrollo del sector.

Se prevé que el Oleoducto Bicentenario comience a operar en agosto, aumentando de la capacidad de transporte de crudo y la consecuente solución al cuello de botella que padece el sector. A través de sus 836 kilómetros, que recorrerán el país desde los campos del Casanare hasta el Puerto de Coveñas, en la costa Atlántica, el oleoducto será capaz de transportar entre 110.000 barriles por día (bpd) y 150.000, en su primera fase.

Este nuevo oleoducto servirá de apoyo a la más importante de las instalaciones de Colombia, el Oleoducto Central, construido a raíz de los hallazgos de los campos de Cusiana y Cupiagua en 1994. El oleoducto más antiguo del país es operado por Ocensa, compañía de propiedad conjunta de la colombiana Ecopetrol, la británica BP y la francesa Total.

El oleoducto Central ha servido para el transporte de crudo ligero desde 2004, pero fue actualizado recientemente para satisfacer el aumento de la explotación de crudo pesado en la zona de Castilla. En 2010, el ducto fue responsable del transporte del 58 por ciento de todo el petróleo que salió del país.

Mover más crudo pesado

El gerente de Ocensa, Óscar Trujillo, compartió con OBG sus planes de aumentar la capacidad base actual de 575.000 bpd a 610.000 bpd, para finales de 2014.
"Se habla de un cuello de botella en el transporte de hidrocarburos en Colombia porque la demanda excede a la capacidad", afirma Trujillo. "Sin embargo, el desarrollo del oleoducto de Ocensa, junto con la inminente apertura del oleoducto Bicentenario, contribuirá a suplir las necesidades del transporte de crudos pesados y ligeros, respectivamente", concluye el directivo.

En efecto, las expectativas de crecimiento del sector son altas, debido a los altos niveles de producción, que ya supera la media diaria del millón de barriles, a la firma de 50 nuevos contratos en la Ronda Petrolera de 2012, y a que ya se planea la próxima subasta de los derechos de exploración petrolera, prevista para 2014.

Tubo al Pacífico, una opción.

Asimismo, los operadores del sector han centrado su atención en la posibilidad de construir un oleoducto hasta la costa Pacífica, teniendo en cuenta el potencial incremento de la demanda por parte del continente asiático y el descenso de pedidos por parte de clientes tradicionales como Estados Unidos, donde se ha incrementado su producción de crudo.

La compañía canadiense de ingeniería Enbridge completó recientemente un estudio de factibilidad, llegando a concluir que efectivamente es viable construir la plataforma hacia el Pacífico.

Enbridge, que anteriormente tuvo participación en Ocensa, es el socio principal del consorcio que se ha creado con el nombre del Oleoducto al Pacífico (OAP) para llevar a cabo este proyecto.

El proyecto prevé obtener las licencias ambientales requeridas para el año 2015 y construir el oleoducto, que tendría un recorrido de 760 kilómetros, antes de 2017. La iniciativa requeriría una financiación de alrededor de 5.600 millones de dólares.

Aunque la idea ha tomado ya cierta forma, representantes de la industria consultados por OBG no están del todo convencidos de que un nuevo oleoducto hacia el Pacífico sea viable en la actualidad.

El sector de los hidrocarburos en Colombia se encuentra en un momento crítico de su desarrollo. En los próximos meses, el país estará en condiciones de calcular si cuenta o no con las reservas suficientes para mantener o incluso incrementar sus niveles de producción. Por ahora, son claves las mejoras en infraestructura de transporte de hidrocarburos.

¿QUÉ SIGUE?

SACARÁN CRUDO POR ECUADOR

El Oxford Business Group conoció de la opción que tendrá Colombia de transportar petróleo desde el Amazonas hasta la costa del Pacífico, en Ecuador. Esto, gracias a un acuerdo alcanzado entre actores privados de ambos países. Vetra Colombia, con operaciones en los Llanos Orientales y sur del país, será la primera compañía petrolera en comenzar el transporte mediante el llamado Oleoducto de Crudos Pesados (OCP). El acuerdo ha sido considerado por algunos observadores como un hito para la integración regional en el tema de hidrocarburos, lo que podría allanar el camino para acuerdos futuros entre Colombia y Venezuela.

EN DEFINITIVA

El transporte local de petróleo seguirá siendo un factor desterminante para el crecimiento del sector, uno de los que más impulsa la economía nacional y que más aporta recursos al Gobierno.


Comentarios

Cerrar
Cerrar