Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare
Camel ingenieria

La guerra es contra los corruptos

La guerra es contra los corruptos
Oficina de Prensa Senador Jorge Prieto Riveros

La constante en las encuestas electorales de los últimos meses es sin lugar a duda la percepción que tienen los colombianos sobre cuál es el principal problema que aqueja a nuestro país: La Corrupción. Después del cese al fuego bilateral pactado con las FARC y la posterior firma del acuerdo de paz, en Colombia disminuyeron en 3000 las muertes causadas por el conflicto y empezaron a brotar todos los escándalos de corrupción.

Bien lo dijo el Procurador General de la Nación: “el humo de la guerra no dejaba ver la corrupción”. Coincide el jefe del ministerio público con el Contralor General de la República en la cifra de 50 billones de pesos anuales que se roban los corruptos de las arcas del Estado. Esa es la realidad que ha vivido nuestro país por lo menos en las últimas tres décadas en las que hemos sido gobernados por la misma clase política que se ha turnado la silla presidencial y el control del Congreso.

En el debate de Corrupción citado por la Senadora Claudia López y el Senador Jorge Robledo se revelaron múltiples hechos alrededor del bochornoso escándalo de Odebrecht. La vinculación de congresistas, ministros y otros altos funcionarios del gobierno Santos y el gobierno Uribe, sumado al Fiscal General de la Nación junto al magnate Luis Carlos Sarmiento Angulo, fueron los hechos que generaron la discordia y hasta la grosería por parte de los Partidos señalados en esos actos delictuosos.

La transnacional Odebrecht, a pesar de tener como socio en Colombia al principal banquero del país, acudió a un préstamo del Banco Agrario, el banco que debería prestarle a los campesinos. En la operación actuó como asesor el hoy Fiscal General, Néstor Humberto Martínez, militante fundador del partido Cambio Radical. También se develó en el debate la participación de dos exministras del gobierno Santos, el gerente de la campaña del presidente y el presidente de la ANI.

Pero el debate fue más atrás en el tiempo y determinó cómo la entrada de Odebrecht al proceso de la Ruta del Sol se da en el 2009 cuando Álvaro Uribe gobernaba Colombia. Resultaron involucrados Andrés Felipe Arias(exministro de Agricultura), Andrés Uriel Gallego(ex ministro de Transporte) y el ya condenado Gabriel García(ex viceministro de Transporte). Todos los citados hechos terminaron por desatar la ira de los congresistas amigos de Santos y Uribe.

La discusión se tornó de una manera mucho más que acalorada y llevó en ocasiones hasta a la grosería de quienes se sintieron aludidos. En medio del debate llegaron a acusar a los Senadores citantes de no tener autoridad moral por contar con investigaciones abiertas en la Corte Suprema de Justicia. Lo que no dijeron es que las investigaciones eran por injuria y calumnia y que varios de los denunciantes ya estaban vinculados formalmente al proceso.

Es en este punto del debate, cuando llovían los señalamientos y la insolencia, es que aparece el Senador casanareño Jorge Prieto Riveros a hacer su respectiva intervención, en nombre del Partido Alianza Verde, para recordarle al Senado que se encuentran en un debate de control político y que la actitud debe ser de respeto hacia el pueblo colombiano que es el directamente afectado por ese escándalo de corrupción.

Solo los grandes Senadores intervienen en los debates importantes del país. Lo que se roban los corruptos cada año equivale a lo que se recauda en 7 reformas tributarias como la de diciembre de 2016. En campaña pueden intentar distraernos con el miedo al terrorismo, al castro chavismo y al populismo, pero no lograrán que los colombianos olvidemos que el gran mal de Colombia es su vieja manía de robarle la plata a los ciudadanos.

Información Política Pagada


[video=]


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar