Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Pronostican ocurrencia del Fenómeno del Niño hasta el primer trimestre del 2016

Pronostican ocurrencia del Fenómeno del Niño hasta el primer trimestre del 2016
Luego de la alerta emitida por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM) en cuanto a la probabilidad de que el Fenómeno del Niño se extienda en varias regiones del país hasta el primer trimestre del 2016, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios hizo un llamado a las gobernaciones, alcaldías y entidades relacionadas con la prestación de los servicios públicos de acueducto, alcantarillado y aseo para que activen sus planes de contingencia y de esta manera se puedan mitigar y/o enfrentar los impactos sobre la continuidad y calidad en la prestación de dichos servicios.

Entre otros efectos, el Fenómeno del Niño puede provocar déficit de lluvias, altas temperaturas, reducción del caudal de algunos ríos y en algunos casos, riesgo de desabastecimiento de agua.

La superintendencia conminó a los prestadores de los servicios públicos de acueducto y alcantarillado a implementar los planes de contingencia y actividades operacionales de emergencia frente a eventos de desabastecimiento, dirigidos a garantizar la cobertura, calidad y continuidad en la prestación de los servicios.

Igualmente, articular estas acciones con las propuestas por los municipios, en coordinación con los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD).

Implementar y ejecutar los programas de uso eficiente y ahorro del agua, según lo establecido en la Ley 373 de 1997, incluyendo las campañas de sensibilización de la población.

De la misma manera, estructurar estrategias para asegurar la provisión del servicio de agua potable, incluyendo programas de ahorro voluntario de agua, reuniones informativas sobre la sequía para el público y los medios de comunicación, entre otros.

Identificar fuentes hídricas alternas de abastecimiento, posibilidad de interconexión con otros sistemas para la provisión de agua, exploración de fuentes subterráneas; así como apropiación de recursos y requerimientos para implementación y operación de los sistemas de abastecimiento.

Realizar monitoreo permanente del comportamiento de la calidad y caudales de las fuentes de abastecimiento, con el objeto de generar alertas tempranas de la ocurrencia de eventos de escasez.

En caso de ser necesario contemplar la incorporación de nuevas fuentes de abastecimiento y adelantar los trámites correspondientes ante la autoridad ambiental respectiva para su aprovechamiento.

Estimar la vulnerabilidad funcional del sistema de acueducto considerando eventos de sequía severa a fin de establecer y determinar los escenarios de desabastecimiento, así como las acciones y obras necesarias para mitigar el impacto sobre la población.

Incluir procedimientos de escenarios contingentes teniendo en cuenta consumos, rutas de abastecimiento, horarios y recursos para abastecer (carro tanques, volquetas, puntos de acopio) a los usuarios afectados.

Articular las medidas con las entidades y consejos municipales, distritales y departamentales de Gestión del Riesgo de Desastres a fin de imponer restricciones al riego de céspedes, jardines y estaciones de lavado de automóviles, consecuente con la Ley 1523 de 2012.

Por otro lado, y conscientes de la gran responsabilidad de las autoridades regionales y locales en la problemática, la Superservicios también hizo un llamado a los municipios y gobernaciones a activar los planes de contingencia frente a los impactos del Fenómeno del Niño 2015 - 2016. En el caso de las gobernaciones, dinamizar el trabajo de los Consejos Municipales para la Gestión del Riesgo de Desastres (CMGRD).

Establecer, en coordinación con las diferentes entidades tanto locales como regionales, los niveles de alerta frente a posibles fenómenos de desabastecimiento de agua.

Coordinar con los prestadores del servicio de acueducto y alcantarillado, estrategias para la implementación de medidas de contingencia frente a eventos de desabastecimiento de agua, a nivel urbano y rural. En cuanto a las gobernaciones, es necesario que incorporen medidas de prevención y reducción de riesgo por desabastecimiento de agua en la formulación de los esquemas regionales de prestación del servicio de acueducto y alcantarillado.

Determinar los inventarios de recursos para la atención de emergencias por desabastecimiento de agua (disponibilidad carro-tanques, tanques fijos, fuentes alternas, motobombas, accesorios, entre otros).

Generar campañas de uso eficiente del agua y ahorro de energía, incluyendo el tema de la priorización del recurso hídrico para abastecimiento de agua potable a la población afectada.

Articular las acciones requeridas con las Corporaciones Autónomas Regionales.

Preparar acciones administrativas (resolución, decretos) sobre el ahorro de agua, considerando usos restrictivos como riego de céspedes, jardines y lavado de automóviles, entre otros, consecuente con la legislación vigente.


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar