!9 Años salud yopal
Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Anuncian movilizaciones solicitando a entes de control y a Corporinoquia detener licencia ambiental a Hidroeléctrica en Pajarito

 En alerta se declararon comunidades del municipio de Pajarito y poblaciones casanareñas por la construcción y operación de una hidroeléctrica a filo del río Cusiana, ubicado en las veredas La Sabana y Corinto de esa población boyacense, por lo que se iniciaron diferentes acciones para intentar parar el proyecto, luego de una reunión ayer en la escuela de la vereda Curisí, para hablar sobre las implicaciones del proyecto hidroeléctrico.

La licencia del proyecto denominado “Hidroeléctrico a Filo de Agua Río Cusiana Esperanza Cuez”, fue solicitada a nombre de la Sociedad GM Colombian Hydro SAS y en el día 24 de diciembre de 2019 fue otorgada por la directora de Corporinoquia Martha Plazas.

La licencia ambiental tiene permisos de concesión de agua de 16.4 metros cúbicos por segundo y un permiso de ocupación de cauce y aprovechamiento forestal para la construcción del proyecto.

El Alcalde de Pajarito, Jesús Riveros, opinó que la intervención va afectar gravemente el cauce del río Cusiana. Dijo que hasta el momento no ha habido socialización del proyecto por parte de Corporinoquia, pero se prevé gran afectación en el río y amenazas para los frágiles ecosistemas de la región y los proyectos eco turísticos que venían en camino.

Ayer se movilizaron ambientalistas casanareños hasta esa localidad para aportar a la estrategia mediante la cual se pretende intentar evitar el inicio de los trabajos de construcción del complejo industrial de generación de energía eléctrica.

 En su intervención en el municipio de Pajarito la diputada de Casanare, Blanca Lilia Vargas, dijo que Corporinoquia es una Entidad autónoma pero enemiga de la gente y colocó de ejemplo a Tauramena, donde pese a que las comunidades adelantaron una consulta para evitar la intervención por parte de una petrolera en una reserva natural, la quieren echar atrás y permitir el avance de la industria, aun por encima de la voluntad popular y la preservación de las fuentes abastecedoras de agua.

La Diputada le pidió al Alcalde y al Secretario de Planeación para que se revise cómo está el esquema de Ordenamiento Territorial, ya que es la principal herramienta para hacer esa defensa en pro del medio ambiente.

Colocó de presente que esa zona es geológicamente inestable y previno sobre las consecuencias de una intervención que incluso podría generar una tragedia.

Defensores del medio ambiente señalaron que el proyecto afectaría el Páramo de Siscunsí que tiene ecosistemas de fauna y flora.

Lucero Blanco, de la Asociación Cusiana y Ecosolidaria, afirmó que no se le informó a la comunidad ni a los veedores, a pesar de presentar derechos de petición para que se suministrara información al respecto. “Nos sorprendió muchísimo, nos enteramos que la licencia fue otorgada el 24 de diciembre, ni siquiera el alcalde estaba enterado apenas supo hace una semana, eso es gravísimo para el territorio”, expresó la ambientalista.

La cuenca nace en el Páramo de Siscunsí en Sogamoso, atraviesa 10 municipios (cuatro de Boyacá y seis de Casanare) y tiene ecosistemas muy frágiles como el Bosque Alto Andino, que depende de la dinámica de ese cuerpo hídrico.

Según Blanco, allí también se observa especies de aves y anfibios endémicos, serpientes, mamíferos, es el territorio del oso de anteojos y del venado de cola blanca.

Los ambientalistas afirman que se está acordando con la comunidad y con la institución movilizaciones y protestas con el fin de solicitar a los entes de control investigar, así como a Corporinoquia detener la licencia ambiental.

La recientemente suspendida directora de Corporinoquia, Dolly Gamez, dijo que estaba analizando técnicamente el proyecto de cómo fue otorgado a la empresa GM Colombian Hydro SAS. Precisó que no iba a tener un represamiento como tal de la fuente hídrica, “sino que derivan el agua, la utilizan en el proyecto para generar la energía, y luego más abajo vierten las aguas a la misma fuente hídrica”, explicó Gamez en su momento.

La entidad ambiental reconoció que la preocupación se concentra en el paso por “Salto Candela” que es un ecosistema estratégico en la región, que si podría tener una afectación. “El proyecto está a 1.5 kilómetros de Salto Candela. Si va tener un impacto ambiental y la corporación estará vigilando que sea mínima”, explicó Gamez.

Además se conoció que la empresa interpuso un recurso el cual debe resolver en los términos que se dio la licencia, es decir quedo otorgada e inmediatamente empieza a tener vigencia, y lo que la empresa GM Colombian Hydro SAS, solicitó es que no se le cuente el tiempo desde la firma del acto administrativo, sino una vez ellos empiecen la construcción.



Comentarios

Cerrar
s
Cerrar