!9 Años salud yopal
Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Sí, me equivoqué

Sí, me equivoqué
Por Leonardo Puentes*

Fuertes y bastante pasadas de tono resultaron algunas críticas que recibí a través de este Portal Virtual de Noticias hace un par de semanas por atreverme a afirmar que a Yopal le ha costado más de trecientos mil millones de pesos ($300.000’000.000) resolver su grave crisis de suministro de agua potable por cuenta de la improvisación, la negligencia y la corrupción.

Lo reconozco, me equivoqué: LAS CIFRAS SON MAYORES!. A continuación las aclaro:

Dije en el mencionado escrito que los yopaleños hemos pagado directamente ciento dieciocho mil ochocientos cincuenta y un millones cuatrocientos ochenta mil pesos ($118.851’480.000.oo), resultantes de multiplicar los 30.013 usuarios del acueducto reportados por la EAAAY en su Informe de Control Social de 2013 por un valor promedio estimado de tres mil pesos ($3.000) diarios durante 44 meses.

Haciendo un cálculo bastante moderado, si consideramos que cada uno de los 30.013 contadores de agua de Yopal representa un inmueble, una familia, un restaurante, comercio, oficina, hotel, empresa, etc.; y que en promedio cada uno deba invertir tres mil pesos diarios ($3.000) para aprovisionarse de agua potable ($600 por habitante al día si pensamos en núcleos familiares de 5 integrantes),bien sea en bolsas o botellones de agua, recorridos en moto o carro a cualquiera de los puntos de distribución o hasta el pago de carrotanques, en el caso de restaurantes, hoteles y otras empresas esa es la cantidad resultante.

De ahí en adelante hay otros costos cuya cuantificación tiene como fuente la información oficial de cada una de las dependencias públicas, tanto municipales, departamentales como de la Nación:

Tomando como referencia los valores de la factura anual del servicio de acueducto que seguimos pagando los yopaleños desde el 29 de mayo de 2011 de manera ininterrumpida, reportados en los Informes de Control Social de la EAAAY de 2011 a 2013 y aplicando un aumento del 9% al año 2014, de acuerdo a los crecimientos previos, a 31 de enero de 2015 LA FACTURA (solamente de agua!) nos ha costado veintisiete mil novecientos veinticuatro millones ochocientos cuatro mil ciento cincuenta y un pesos ($27.924’804.151).

El valor del Convenio Interadministrativo que da vida a la estrategia de POZOS PROFUNDOS con la que se la jugó esta administración desde 2012 y que apenas este año estaría plenamente ejecutada, asciende a veintidos mil setecientos cincuenta y dos millones trecientos cinco mil setecientos noventa y tres mil pesos ($22.752’305.793).

La trágica historia de la PLANTA MODULAR DE LA VEGA, que dio lugar a la denuncia penal del Ministro de Vivienda al Alcalde de Yopal, tuvo un costo inicial de siete mil setecientos noventa y nueve millones quinientos catorce mil setecientos setenta y ocho pesos ($7.799’514.778), incluido el valor de la interventoría. A esto hay que sumarle tres mil trecientos cincuenta millones cuatrocientos veintisiete mil trecientos doce pesos ($3.350’427.312) de tres adicionales hechos a la obra y a la interventoría, con lo cual el valor comprometido asciende a once mil ciento cuarenta y nueve millones novecientos cuarenta y dos mil noventa pesos ($11.149’942.090.oo).

E igualmente hay que considerar los ochocientos millones de pesos ($800’000.000.oo), que costó el PERITAZGO A CARGO DE LA SOCIEDAD COLOMBIANA DE INGENIEROS, que confirmó que la flamante PTAP Modular nunca hubiera servido para potabilizar agua, incluso sin el colapso de ninguno de sus tanques; y cuyo informe en todo caso a la fecha no nos han dejado ver.

De acuerdo a la relación de contratos del PLAN DE CONTINGENCIA desde el colapso del acueducto en Mayo de 2011, suministrada por la EAAAY con corte a 10 de septiembre de 2014, los contratos por suministro de materiales, insumos químicos, mantenimientos, personal y asuntos diferentes al transporte de agua potable en carrotanques, suman nueve mil trecientos setenta y cuatro millones setecientos cuarenta y ocho mil cuatrocientos un pesos ($9.374.748.401). Que quede claro: hasta septiembre 10 de 2014.

Otro de los elementos del PLAN DE CONTINGENCIA en el que las cuentas no han sido del todo difundidas ni completamente aclaradas es el de LOS CARROTANQUES; tanto los pagos con dineros públicos como los aportados por la industria petrolera. Si hacemos los cálculos considerando lo que está pasando hoy, de acuerdo a la información suministrada por la Dirección Técnica de la EAAAY y cuando las circunstancias más difíciles de la crisis ya fueron superadas, las cifras son las siguientes:

Cinco (5) Tractocamiones a razón de veintiocho millones setecientos mil pesos mes cada uno ($28’700.000.oo/Mes), nueve (9) Dobletroques a veintiún millones cien mil pesos mes cada uno (21’100.000.oo/Mes), doce (12) Carrotanques Sencillos a catorce millones novecientos mil pesos mes ($14’900.000.oo/Mes), doce (12) Camionetas Turbo a razón de once millones cien mil pesos mes cada una ($11’100.000.oo/Mes) y una camioneta 4x4 a siete millones doscientos mil pesos mes, para un total de 39 vehículos, que durante 44 meses le habrían costado al erario público veintiocho mil setecientos catorce millones setecientos catorce mil cuatrocientos pesos ($28.714.400.000.oo).

Ahora bien, por todos es sabido que la industria petrolera, así como las empresas de servicios públicos de otras capitales, se han sumado y contribuido con el suministro de Carrotanques y Plantas Portátiles de Tratamiento de Agua en las diferentes etapas de la crisis. Sólo voy a referirme a lo que puede haber significado el aporte de los carrotanques, considerando que en los momentos más difíciles llegaron a estar disponibles entre 20 y 25 vehículos adicionales a los oficiales, y que hoy esa cifra oscila entre 10 y 15 vehículos, solamente durante los meses más difíciles del año, es decir, los cerca de 9 meses de lluvias.

Esto significaría que un promedio de quince (15) vehículos, tomando como referencia el costo mensual del Dobletroque contratado por la EAAAY, durante treinta y tres (33) meses, que es la proporción de tiempo en que este sector habría contribuido de manera más activa, el costo de los CARROTANQUES APORTADOS POR LA INDUSTRIA PETROLERA ascendería a diez mil cuatrocientos cuarenta y cuatro millones quinientos mil pesos ($10.444.500.000.oo). El COSTO TOTAL DE LOS CARROTANQUES sería entonces la para nada despreciable suma de: Treinta y nueve mil ciento cincuenta y ocho millones novecientos mil pesos ($39.158.900.000).

Llegamos con esto, después de 1.361 días, a la que por fin parece ser la salida de este tortuoso laberinto: LA CONSTRUCCIÓN DE LA PLANTA DEFINITIVA (EL ACUEDUCTO):

De acuerdo a los pliegos publicados en la página de FINDETER, la obra definitiva tendría un costo de sesenta mil noventa y tres millones ciento cincuenta mil ochocientos setenta pesos ($60.093’150.870). Sin embargo a este valor debemos adicionarle los dos mil setecientos veintiocho millones quinientos noventa y cuatro mil ochocientos setenta y cuatro pesos ($2.728’594.874) correspondientes a los estudios y diseños; los tres mil doscientos millones de pesos ($3.200’000.000) que podrían costar los terrenos, considerando 8 hectáreas avaluadas entre 350 y 400 millones de pesos; y los tres mil cuatro millones seiscientos cincuenta y siete mil quinientos cuarenta y cuatro pesos ($3.004’657.544) a los que podría ascender el costo de la interventoría aplicando el porcentaje habitual sobre el valor del contrato. El costo total de la obra alcanzaría entonces los sesenta y nueve mil veintiséis millones cuatrocientos tres mil doscientos ochenta y ocho pesos ($69.026’403.288).

Así las cosas, lo que nos habría costado este terrible episodio al 31 de enero de 2015 son DOSCIENTOS NOVENTA Y NUEVE MIL TREINTA Y OCHO MILLONES QUINIENTOS OCHENTA Y TRES MIL SETECIENTOS VEINTITRES PESOS ($299.038.583.723). Como pueden darse cuenta: me equivoqué. Estos costos no superan los trescientos mil millones de pesos, pero si a ellos les sumamos los costos de la crisis hospitalaria vivida a principios de 2013 y los gastos médicos asumidos por los miles de yopaleños que a lo largo de estos 44 meses han sufrido alguna afectación a su salud, más los años que nos quedan antes de ver resuelta la situación y otros tantos costos indirectos imposibles de cuantificar, habremos pagado muchísimo más; el equivalente a cuatro o cinco acueductos nuevos.

Es ahí cuando uno se pregunta al ver pasar los carrotanques: ¿AGUA GRATIS?

POSDATA 1: La semana anterior recibimos dos nuevos anuncios que reconfirman mi fatal equivocación: 1. La fecha de adjudicación del contrato para el nuevo acueducto se aplazó veinte (20) días más; 2. Para poner a funcionar la colapsada PTAP Modular de La Vega se requerirá una inversión adicional de once mil novecientos millones ($11.900’000.000).

Sí, me equivoqué*Concejal de Yopal.


Comentarios

Cerrar
s
Cerrar