!9 Años salud yopal
Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

LOS AGIOTISTAS DEL AIRE

LOS AGIOTISTAS DEL AIRE
Por: Cristian Valencia – eltiempo.com

Ignoro cuáles serán las razones para que las aerolíneas mantengan esas tarifas tan altas. Si es la gasolina, entonces deberíamos alegar juntos.

Hace 15 días una amiga sacó un pasaje para ir a Hamburgo y le costó dos millones. Y el mismo día decidí que no viajaba a Bucaramanga porque el pasaje me costaba 780.000. Lo decidí porque me pareció injusto. No viajé. Bucaramanga queda a menos de 500 kilómetros y Hamburgo, a más de 12.000. Me pasó igual hace un mes. Decidí no viajar a Villavicencio, porque el pasaje estaba a 700.000.

Hace dos años, cuando el invierno acabó con todas las carreteras del país y no se podía viajar por bus, las aerolíneas hicieron su agosto con esa tragedia. En algún momento llegué a pensar que se solidarizarían con el pueblo colombiano y sacarían tarifas excepcionales para que todos pudieran viajar. Y sí fueron excepcionales, pero por lo caras. Solidaridad cero.

El domingo estuve mirando pasajes hacia Yopal, y los únicos disponibles estaban a poco más de un millón de pesos. A Yopal por un millón. Casi dos salarios mínimos; la mitad de lo que cuesta un pasaje a Hamburgo.

Creo que los colombianos estamos a merced de unos agiotistas del aire. Especulan. Y no tenemos manera, como siempre, de que el Gobierno o la aeronáutica regulen esas tarifas. Que les pongan un techo máximo a esas tarifas y que no estemos a merced de la más salvaje ley del mercado: aquella de la oferta y la demanda. ¿Será mucho pedir que le pongan un tope a cada kilómetro de vuelo? Porque los colombianos estamos pagando los pasajes aéreos más caros del mundo. Así como estamos pagando una de las gasolinas más caras del mundo. Y los colombianos no pertenecemos al primer mundo. Ni tenemos un poder adquisitivo suficiente para pagar aquellas tarifas de la ley salvaje del mercado.

Ignoro cuáles serán las razones para que las aerolíneas mantengan esas tarifas tan altas. Si es la gasolina, entonces deberíamos alegar juntos. Porque Ecopetrol se ufana cada año de sus hallazgos y de sus utilidades. Estamos cerca de producir un millón de barriles diarios de petróleo. Y esa cantidad nos convierte en un poderoso país productor de petróleo. Así que bien podríamos entre todos: sociedad civil y empresas privadas, presionar una disminución significativa del precio de la gasolina. No estamos hablando de sesenta pesos, por supuesto.

Ahora bien, las aerolíneas exigen mucho, cobran mucho y se comprometen a nada. Si usted llega 50 minutos antes al aeropuerto, es probable que hayan vendido su cupo. Exigen una hora y media antes como mínimo para no vender su cupo. Ok. Pero a la hora de los retrasos sin justificación nadie responde por ese tiempo, y los pasajeros no tenemos manera de obtener una retribución parecida. Las ecuaciones no son equitativas. La de las aerolínea es: si no llegas temprano, vendo tu cupo. La de los pasajeros es: si tu avión no sale a tiempo, ¿qué? A esperar, y punto. Nada, nadie responde por este tiempo.

Un pasaje de un millón de pesos a Yopal es un verdadero insulto; y uno de 780.000 a Bucaramanga, también. ¿Podría el Gobierno, o la aeronáutica, representar los intereses de los colombianos aunque sea una sola vez? Se trata de ponerles un tope máximo a los trayectos. Para que no especulen de esa manera. Si hubiera una crisis de azúcar, por ejemplo, por obvias razones una libra de azúcar se pondría por las nubes. Pero no pasaría un mes sin que el Gobierno interviniera y le pusiera un techo al valor de la libra, para combatir la especulación. ¿Por qué no pasa lo mismo con los pasajes aéreos?

Entiendan que los colombianos que vuelan lo hacen porque no tienen de otra: el ferrocarril no sirve y las carreteras están en veremos. Toca volar. La mayoría de las veces se hace por negocios. Negocios, señores del Gobierno, que a la postre mueven esta economía nacional y le ponen ceros a ese PIB. No solo las aerolíneas producen plata.

El balón está en sus manos, definitivamente.


Comentarios

Cerrar
s
Cerrar