Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Actitud de Perenco complica conflicto con las comunidades de las veredas Tesoro del Bubuy, Salitríco y Coralia del municipio de Aguazul y Maní


Las comunidades de las veredas Tesoro del Bubuy, Salitríco y Coralia del municipio de Aguazul y Maní respectivamente, en un comunicado a la Opinión Publica denunciaron que la compañía petrolera Perenco Colombia LTDA viene desarrollando actividades de exploración y explotación de Hidrocarburos desde hace aproximadamente 37 años y que desde ese entonces y hasta la fecha han desconocido leyes, normas y decretos sobre manejo ambiental, políticas de responsabilidad social y socialización a las comunidades sobre la gestiones adelantadas.

Señalan que desde el día martes 11 de marzo de 2014 se inició una manifestación pacífica en la que se acordó como garantía de seriedad que suspendieran las actividades para inmediatamente iniciar los acuerdos que permitieran ponerse al día con las obligaciones contempladas en la licencia ambiental.

Denuncian que hubo un reiterado incumplimiento por parte de PERENCO a las garantías mínimas exigidas por la comunidad para la iniciación de las conversaciones, “a más de convertirse en un desconocimiento de la ley, es una actitud provocadora y desafiante contra las comunidades y genera al interior de los mismos sentimientos de rechazo y animadversión de todas las actividades”.

Informan igualmente en el comunicado, que el día domingo en horas de la mañana por determinación de las comunidades se aceptó la participación de voceros de Perenco en un conversatorio donde se les dio a conocer los puntos de discusión propuestos por la comunidad a través de un escrito, que del mismo modo se espera respuesta. Frente a ello, los delegados con poder de decisión lo tomaron para estudiarlo y hacer las consultas que fueran necesario y que al siguiente día (o sea el lunes 17 marzo de 2017) volverían a la mesa de trabajo para iniciarla, situación que no ha ocurrido.

Señalan que ante la negativa de Perenco para entrar en negociaciones con las comunidades acarrea perjuicios a los miembros de las comunidades y en particular a la empresa ya que los obliga a permanecer dentro de las instalaciones de la estación y del taladro a sabiendas que no existen unas garantías mínimas para habitar en esas instalaciones y en una clara contradicción con los ofrecimientos de suspender operaciones para asegurar el inicio de conversaciones.

Según las comunidades todas las circunstancias enunciadas los obligan a convocar a la comunidad internacional para que sea veedora de este proceso, por la clara violación de derechos humanos que se han presentado.

Igualmente alertaron a la opinión pública y a las autoridades civiles por la posibilidad de una actitud beligerante y provocadora de los organismo que controlan el orden público, quienes podrían actuar en defensa de los intereses de las multinacionales y en contra de los derechos de las comunidades para que consideren que en este caso particular, son las comunidades las que representan el interés general de manera pública y pacífica.

comunicado-veredas-aguazul-perenco.pdf [12.28 Kb] (descargas: 68)


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar