Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Secuestraron a recién nacido en la ciudadela La Bendición

 Las autoridades buscan a una mujer venezolana de 17 años, identificada como Paola Cano, quien raptó al bebé Dilan Santiago López Sánchez, de 26 días de nacido, de una vivienda en la ciudadela La Bendición de Yopal.

Cámaras de seguridad captaron el momento en que la mujer huía y de acuerdo con labores de inteligencia, se pudo establecer que la mujer trasladó el niño a Cúcuta, según informó Leidy Carolina López, tía del bebé raptado.

Dilan, nació el 4 de noviembre, es hijo de padres separados y el día del secuestro estaba en la casa de la abuela paterna, la señora María del Carmen Rueda Martínez, ubicada en la ciudadela La Bendición, manzana 16, casa 6, hasta donde días atrás, la madre del menor había llevado a Paola, quien se ganó la confianza del hogar, colaborando en las tareas de crianza del menor.

El pasado 28 de noviembre Dilan se quedó dormido y la abuela aprovechó para descansar, pero cuando despertó, Paola le informó que habían ingresado supuestos funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a la fuerza y que se habían llevado el bebé, el cual debían reclamar en las instalaciones del Instituto.

Al acercarse al ICBF, les señalaron que no se había realizado ningún procedimiento y que era mentira que el bebé estuviera en poder ellos, por lo que se emprendió la búsqueda y cuando fueron a buscar a Paola para confrontarla, ya no estaba en el lugar donde residía y se había llevado todas sus pertenencias.

La familia del padre del infante considera que la madre, quien responde al nombre Crisbel Sánchez Lobo de nacionalidad venezolana, está relacionada con el rapto, pues hasta el momento no le ha importado la situación.

Como seña para ubicarla, los familiares del bebé, señalaron que Paola Cano tiene un tatuaje de un corazón en el seno. Las autorizadas ofrecieron una recompensa de 20 millones de pesos para dar con su paradero por información a través de la línea 165 del Gaula de la Policía Nacional.

Aclaró Leidy que el infante estaba en la casa de la abuela paterna, pues la madre tiene otro hombre como pareja que es consumidor de estupefacientes, y tenían al bebé en condiciones nefastas, picado por zancudos y en condiciones de desnutrición, por lo que acordaron que el niño iba a permanecer en la vivienda de la abuelita, pero la mamá lo asistiría todos los días en la lactancia, la cual realizaba dos veces al día.




Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar