Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

De la mermelada y otros demonios (Fase II)

De la mermelada y otros demonios (Fase II)
Por Leonardo Puentes*

Indispensable redondear otros aspectos del famoso CONPES con los 10 billones para la Orinoquía. Considero apenas justo que los casanareños analicemos, por ejemplo, algunas cifras del documento en materia social. ¡Ojo universitarios!, la región ofrece apenas el 0,03% de los programas educativos que hay en el país; ¿a eso le podemos llamar equidad social?, ¿3 décadas generando riqueza para el país y no tenemos derecho a una Universidad Pública de alta calidad y diversidad de carreras? Y un dato más: de los 36 grupos de investigación conformados y reconocidos por Colciencias, 34 están en el Meta, para donde va gran parte del frasco de mermelada con los 10 billones.

51.420 hogares de la Orinoquía carecen de vivienda, de acuerdo con el documento, cifra que no nos cuadra mucho si consideramos que solo Yopal tendría un déficit de más de 18 mil viviendas. Ahora, de las tan cacareadas 100 mil viviendas gratis del Gobierno Santos ¿cuántas le tocaron a Casanare? Algo más de 100, el 0,01%, tremenda participación.

En materia medio ambiental el panorama no es menos inquietante, pese a que solamente el municipio de Puerto López produce el 22% del total de los hidrocarburos del país y la totalidad del territorio de la altillanura que se va a beneficiar del inmenso frasco de mermelada ha sido asignado para la explotación minera y de hidrocarburos, el CONPES resalta la ‘altísima biodiversidad’ de la Orinoquía y su condición de fragilidad y vulnerabilidad frente a actividades como la ganadería, la agricultura, las obras de infraestructura y la explotación petrolera.

‘El Instituto Alexander Von Humbolt y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) identificaron cerca de 154 diferentes tipos de ecosistemas prioritarios para la protección y conservación en la región; el 54% de su territorio se encuentra bajo alguna figura de reglamentación especial, ya sea Parque Natural Nacional, Resguardo Indígena (hay 140) o Zona de Reserva Forestal’. El documento señala que uno de los elementos estructurales de la región es el agua, con 14 subcuencas irrigando toda la región. ¿Y qué estamos haciendo para protegerla? ¿Promoviendo la devastación incontrolada de una locomotora que no le rinde cuentas a nadie?

Un último dato para la reflexión: la sola altillanura tendría un potencial de producción de 1’322.000 toneladas de alimentos al año, ¿Cuánto podría producir si le sumamos a Casanare y Arauca? Solamente lo sabremos si en 2038, quizá, nos hablan de la Fase II del proyecto. Hoy lo previsto es que de los 10 billones el 94% se invierta solamente en las vías de los 7 municipios del Meta y Vichada ya mencionados. Magnífico, pero sigo pensando que se trata de una tremenda injusticia con Casanare y departamentos hermanos que han puesto una dolorosa cuota de sacrificio en vidas humanas, devastación de sus principales ecosistemas y deterioro de su tejido social por factores asociados al petróleo y la guerra.

ADENDA II: Lo del agua en Yopal parece ser de proporciones ilegales incalculables; suplantaciones, plagio, falsedad en soportes contractuales: ¿Cuándo cesará la horrible noche? ¿Qué dicen Mustafá, el Ministro y las ‘ías’ de todo esto, dónde están?

*Concejal de Yopal


Este medio de Comunicación no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. PLC se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.


Comentarios

Agregar Comentario

Renovar código de seguridad
Cerrar
s
Cerrar