Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare
Camel ingenieria

De Frente - ¡Toca detenerlos!

De Frente - ¡Toca detenerlos!
Por Oscar Medina Gómez*

Una tal Zoila Rosa Angulo Rodelo ha sido nombrada alcaldesa encargada de Yopal. Hasta el 26 de noviembre próximo -cuando se realicen las elecciones irregulares como consecuencia de la destitución definitiva de John Jairo Torres Torres- será quien manipule los recursos públicos de 200 mil personas. Dineros multimillonarios que fácilmente pueden ascender a los 50 mil millones de pesos. Un cojonal de plata que bien administrada sería de incalculable ayuda para todos.

En menos de 2 años es la novena persona que ocupa ese cargo. ¡Una vergüenza que da cuenta de la magnitud de la inestabilidad administrativa y gubernativa de la ciudad! Por cuenta, por cierto, de la elección en octubre de 2015 de quien es conocido popularmente a nivel nacional con el alias de “johncalzones”.

Es evidente que “johncalzones” tiene una bronca profunda. Las cuentas no le dan. Estuvo preso en La Picota por 1 año, condenado por el delito de urbanizador ilegal (que él mismo reconoció ante un juez y luego quiso echarse para atrás alegando que estaba estresado y otras cantinfladas más). Además, no obstante salir de la cárcel por vencimiento de términos, sigue vinculado a una investigación penal por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

El bocazas y pintoresco “johncalzones” necesita con urgencia cuadrar caja. Para hacerlo le es obligatorio ganar las elecciones y seguir mandando en cuerpo ajeno.

Necesita continuar anclado al poder. Y, obvio, poder manejar y coordinar movidas de contratación, jugadas presupuestales y decisiones administrativas peligrosas, que por culpa no sólo de él sino de los títeres y payasos que lo han precedido y sucedido, hoy tienen a Yopal y sus habitantes atascados en un lodazal de atraso y paquidermia de gobierno sin precedentes. No podemos olvidar que la gran mayoría de esos títeres y payasos alcaldes están salpicados con la mierda de la corrupción.

El cuerpo ajeno de “johncalzones se llama Carlos Cárdenas Ortiz, un politiquero desteñido de dudosa ortografía política, a quien se lo ha visto agitar y vestir todos los colores partidistas habidos y por haber. Esta vez se puso el disfraz del partido Opción Ciudadana. Tan locuaz y mentiroso como su amo, por albures fatales del destino -y la complicidad de los caciques de entonces, que son los mismos de ahora- llegó a ser Senador de la República. A su paso por el Capitolio sólo dejó un reguero de decepción, burlas y vergüenzas, en razón a la mediocridad de su labor.

Tan apremiante es la necesidad de “johncalzones” de seguir con el poder y la manipulación del presupuesto de la ciudad, que el primer gran acto público de gobierno de la tal Zoila Rosa –su criada- fue anunciar que hasta el 26 de noviembre dormirá en el despacho, porque semanalmente atenderá al público desde las 2 o 3 de la madrugada hasta la hora que le toque. Los que saben de vericuetos políticos y electoreros dicen que en paños menores, pijama y con lagañas la alcaldesa prometerá a sus visitantes el oro y el moro, con tal de intentar persuadirlos y obligarlos a votar por Cárdenas Ortiz.

Las cuentas del urbanizador pirata para seguir con el desgobierno son: vender 5 mil lotes por módicas cuotas de 100 mil pesos mensuales, a igual número de papanatas e incautos clientes, en la teórica y ficticia urbanización “La nueva Jerusalén” (de hecho, ya está captando ilegalmente esos dineros, como lo denunció en medios radiales el ciudadano Cristian Fernando Plazas Villa). El pacto es que cada uno de los clientes le ponga mínimo 5 votantes más al genuflexo Cárdenas Ortiz. Mejor dicho: el ex presidiario quiere aplicar la misma fórmula de La Bendición, que lo llevó al poder en 2015.

Pero es que entre La Bendición y La Nueva Jerusalén hay diferencias de fondo. Uno, “johncalzones” no es el candidato. Dos, tiene en Cárdenas Ortiz un pésimo títere-candidato. Tres, está golpeado en su billetera, endeudado y casi arruinado. Cuatro, Alberto Rangel -actual Secretario de Planeación Municipal de Yopal- dice que en su despacho no existe solicitud formal del proyecto. Que desconoce el tema y por tanto La Nueva Jerusalén es ilegal hasta que no surta los trámites de ley.

Cinco, “johncalzones” vive hoy un gravísimo déficit de pagos de sus clientes de La Bendición. Sumado al agravante de que luego de 4 años nadie tiene escrituras de propiedad, al estar en la cárcel y el Estado tomarse los predios igualmente nadie le volvió a pagar un peso. Los terrenos El Copey, Los Manantiales y Los Claveles en el Corregimiento San Rafael de Morichal -donde está levantado el barrio- son ilegales. Le pertenecen al Estado. Desde el 2012 son objeto de extinción de dominio por parte de la Sociedad de Activos Especiales de la DIAN. Dice la Fiscalía que aparecen a nombre de testaferros del narcotraficante Germán Sánchez Rey, alias “coletas”, extraditado a España en 2011. Incluso la misma Fiscalía asegura que “johncalzones” forma parte de la organización delictiva de alias “coletas”.

Seis, igual que el lote donde está construida La Bendición, el lote de la prometida La Nueva Jerusalén no está dentro del POT de Yopal. Por lo tanto, no tendría licencias ambientales ni permisos urbanísticos ni de construcción. ¡Es pirata! Siete, al perro lo capan una sola vez: la gente le recibirá los lotes, pero votarán por otro candidato. Le harán conejo.

Como ocurrió el pasado domingo 8 de octubre (con la excusa de su cumpleaños) mientras se realizan las elecciones del 26 de noviembre, a través de Zoila Rosa “johncalzones” seguirá llevando a La Bendición brigadas de salud, odontología, optometría, peluquería, vacunación de niños, limpieza de ancianos, drogas a enfermos y paralíticos, bailes, danzas, payasos, saltimbanquis, limpieza de calles, alumbrado de calles, recolección de basuras, mercados baratos…y cuanto más se le ocurra.

¡Bienvenido todo esto! Finalmente, la plata sale de la que nosotros mismos pagamos como contribuyentes.

También –como lo han denunciado varios funcionarios- se continuará con las amenazas de que a quienes no vote por Carlos Cárdenas no se les renovará su contrato laboral o se le despedirá del cargo. Por eso, no votando por él, se puede parar las intenciones de “johncalzones”. Y evitar que Yopal y sus habitantes se sigan hundiendo más en el fango. Digo yo.

*Periodista.



La sección de OPINIÓN es un espacio generado por Editorialistas y no refleja o compromete el pensamiento ni la opinión de www.prensalibrecasanare.com


Comentarios

Anterior 1 2 3 Siguiente
escucha radio online
Cerrar
Cerrar