Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare
Camel ingenieria

De Frente - Vuelo fallido

De Frente - Vuelo fallido
Por Oscar Medina Gómez *

La inauguración del nuevo Aeropuerto de Yopal es una gigantesca mentira. Tan descarada y llena de irregularidades, corrupción y mentiras como la construcción del nuevo Acueducto de Agua Potable para la ciudad, que después de 8 años aún sigue en veremos. En 2011, con unos meses de posesionado, igual que ahora el Presidente Juan Manuel Santos aterrizó en Yopal prometiendo que en menos de 1 año estaría construida la nueva planta. Mintió…

Acostumbrado a mentir, engañar y con un cinismo desbordante, Santos no tuvo empacho ni pena al decir que “me complace estar hoy en Yopal inaugurando este aeropuerto”. Aunque se va el 7 de agosto entrante, esa fecha se ve lejana…y eso produce angustia y miedo: aún faltan 21 días para dejar de verle su carota sucia y su sonrisa cómplice del terrorismo fariano y eleno.

El mentiroso Santos –de quien parece que el alcalde de Yopal René Leonardo Puentes aprendió a las mil maravillas el “arte” de mentir y engañar a sus gobernados- lo que hizo fue cortar presuroso la cinta de una obra a medio hacer. Inconclusa en un 18 por ciento y con preocupantes fallas, de todo tipo y en todas las áreas.

Así, sembrando embustes e inaugurando puentes donde no hay ríos, anda desde hace 6 meses por todo el país este Presidente vergonzante. Suplicando aplausos de un país que sólo ve en él la encarnación de la traición, la mentira, la deslealtad, la infamia, la perversidad, el cinismo, la impunidad, la indolencia. Y, sobre todo, la personificación de la complicidad y entrega de un Presidente a los terroristas de las FARC y el ELN. Arropado en el trapo de la paz. Bandoleros narcotraficantes, pederastas y asesinos que por más de 5 décadas han martirizado a millones de ciudadanos. ¡A la Patria toda!

Con el consorcio colombo-español Aeropuertos de Colombia, las obras del nuevo Aeropuerto El Alcaraván empezaron en enero de 2014. Proyectado para terminarse en año y medio, fue contratado directamente por el Estado a través de la Aeronáutica Civil, a un costo calculado en 55 mil millones de pesos. Hoy, con un retraso en su entrega de 2 años, la información que se ha entregado oficialmente y el mismo Presidente avaló es que va costando –porque aún no está terminado- 95 mil millones de pesos. Un sobrecosto de 40 mil millones. ¡El 46 por ciento más! Se da por descontado que los escandalosos sobrecostos obedecen a una razón: corrupción. Pero nadie ha dado explicación –ni el gobierno, ni el contratista, ni la interventoría, ni los organismos de control- de tan desbordado reguero de dinero.

Los aguaceros bíblicos que han caído sobre Yopal por estos días, dejaron en evidencia las fallas constructivas del avance de obras del “moderno aeropuerto” que entregó Santos. Los techos de la estructura metálica son una coladera imparable. Las áreas de circulación de turistas, chequeo de pasajeros, salas de espera y abordaje, zonas comerciales, restaurantes, parqueaderos, cuartel de bomberos y demás, se inundaron con capas de agua de hasta 20 centímetros.

Es que todo en esta obra ha sido un conflicto. Recordemos que, por desconocimiento en la vinculación de mano de obra local, por retrasos en los pagos a obreros y proveedores y por incumplimientos de todo tipo, un par de veces decenas de personas adelantaron paros y protestas al Consorcio constructor exigiendo sus derechos. Hoy, son muchas las cuentas pendientes de pago que aún subsisten. Y nadie responde.

En tantas y gruesas irregularidades, ni la Contraloría ni la Procuraduría quisieron actuar. Edgardo Maya, siempre ha tapado lo que le conviene. Y Fernando Carrillo, siempre ha alardeado de honestidad y acciones disciplinarias. Este bufón estuvo en Yopal prometiendo meter en la cárcel a los que se roban lo público. Y habló con entonación de las obras del aeropuerto, diciendo que le tenía la lupa encima… Con perversidad estatal los funcionarios que conocen al detalle los torcidos bajo la mesa, los han dejado pasar de largo. Como en el clásico juego de “todos comen, todos contentos, todos se hacen pasito”.

A los yopaleños les encanta ser sumisos y obedientes con el gobierno nacional y los gobernantes departamentales y municipales. Les emociona que los sodomicen. Sentirse esclavos rastreros y babeantes de quienes frente a sus ojos se roban lo público. Ahí está, vuelvo a decir, la construcción de la Planta de Agua Potable. Va para 8 años de peleas intestinas entre las hienas depredadoras de los recursos públicos. Por eso no se ha podido construir.

Dijo Santos que, a partir del 7 de agosto entrante, cuando ya no sea el Presidente, se va a dedicar a “turistiar”. ¿Acaso eso no fue lo que hizo en su mandato, mirando desde su trono, no sólo como los terroristas de las FARC lavaron sus delitos por cuenta del impune y sucio pacto de paz que firmó con esa banda, sino como el país se incendiaba y corrompía al tope, por toda suerte de hampones? Digo yo.

*Periodista


La sección de OPINIÓN es un espacio generado por Editorialistas y no refleja o compromete el pensamiento, ni la opinión de www.prensalibrecasanare.com


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar