!9 Años salud yopal
Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Cuidado con el consumo de pescado en época de Semana Santa

 

Ante el incremento del consumo de pescados y mariscos durante la temporada de Semana Santa, la Secretaría de Salud, invitó a tener en cuenta recomendaciones, para prevenir intoxicaciones causadas por la ingesta de estos alimentos en mal estado.


La forma de conservación y las condiciones higiénicas hacen la diferencia entre un establecimiento que cumple con las normas sanitarias y uno que no; por lo que se recomendó a los consumidores adquirir estos productos en sitios de comercio reconocidos y de confianza para no exponer su salud y la de su familia.


El establecimiento debe disponer el producto en refrigeradores de 0°C a 4°C y/o en congeladores mínimo de -18°C, los cuales deben contar con instrumentos para la medición de la temperatura, que garanticen su conservación. Siempre que se adquieran estos productos verificar que las personas encargadas de la manipulación del pescado cuenten con vestimenta clara y limpia, con buenas prácticas higiénicas y que los productos cuenten con medidas de protección que eviten contaminación y mantengan la cadena de frío.


Si realiza la compra de varios productos de la canasta familiar, los productos de la pesca, deben ser los últimos en comprarse, de no hacerlo podrían perder su refrigeración y desarrollarían bacterias que ponen en riesgo la salud.


Es indispensable revisar que los establecimientos estén limpios, que los pescados y crustáceos exhibidos en stands o congeladores estén en abundante hielo, que cubra completamente el producto y que estén separados de otros alimentos, como pollo o carnes.


Características del producto


Los ojos de los pescados deben ser brillantes y vidriosos, no turbios o de color blanquecino y no deben estar hundidos. Para el caso de crustáceos, no deben presentar manchas negras.


Evitar comprar los pescados que tengan escarcha o cristales de hielo, ya que puede significar que el mismo ha estado almacenado durante mucho tiempo o que se descongeló y volvió a congelar.


Las escamas deben estar adheridas a la piel, verificar que no se desprendan fácilmente.


La piel deber estar sin heridas y debe presentar escamas relucientes, si se pasa el dedo por encima y caen muchas escamas significa que no está fresco.


Su olor debe ser fresco, sin olor a amoníaco y tener buena textura. El pescado fresco huele poco, un olor fuerte es signo de que no está fresco.


Las agallas o branquias deben presentar su color rojizo característico, no marrón (precaución que no le adicionen sangre que enmascare su frescura).


Almacenamiento y refrigeración


Depositar los productos alimenticios en el refrigerador o congelador inmediatamente después de su compra. No almacenarlos en el refrigerador más de 2 días, si se pretende consumirlos posteriormente, envolverlos en bolsa plástica o de aluminio y déjelos en el congelador. Separarlos de los alimentos listos para el consumo.


Para el caso de descongelar ya sea pescados o crustáceos, dejarlos en el refrigerador durante la noche. Si tiene que descongelar rápidamente, ponerlos en una bolsa plástica sellada e introducirlos en agua fría, en el caso de cocción inmediata colocarlos en el horno microondas


En el caso de las conservas de pescados (atún, sardinas, entre otros), es importante verificar la información contenida en la etiqueta, en especial que cuente con el registro sanitario y fecha de vencimiento vigente. Otra característica para tener en cuenta es que las latas no presenten hendiduras, soplamientos, ni oxido; al destaparla no debe desprender gases, ni olores extraños.


El Personal que expende pescado debe reunir condiciones como mantener limpieza e higiene personal, así como las uñas cortas, limpias y sin esmalte; el cabello recogido y cubierto con gorro; usar vestimenta de color claro (tapabocas, gorro, delantal) y calzado cerrado de material impermeable. No usar joyas o accesorios, ni presentar ningún tipo de afectación en la piel.


Los síntomas característicos de una intoxicación por estos alimentos son fiebre elevada, sangre en las deposiciones, vómitos prolongados; lo que puede conducir a deshidratación y diarrea. De presentar esta sintomatología es necesario consultar de inmediato al médico, para su diagnóstico.


En caso de identificar alimentos en mal estado que estén siendo comercializados, es importante dar aviso de inmediato a la Policía Nacional o a la Secretaría de Salud Municipal.



Comentarios

Cerrar
s
Cerrar