Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Familiares de persona fallecida en el HORO cuestionan procedimientos del centro asistencial

 Familiares de Sontemirso Moreno, afirman que murió como consecuencia de los traumas recibidos en un accidente de tránsito, mientras el Hospital Regional de la Orinoquia, aseguró que la víctima tenía Covid-19.

Sin embargo, el cuerpo fue entregado por el centro asistencial a Medicina Legal para que le realizaran una necropsia, por lo que sus familiares no salen del desconcierto sobre el procedimiento del HORO, cuando la normatividad nacional indica que los fallecidos por Covid deben ser sepultados de forma inmediata y bajo estrictos protocolos de bioseguridad.

Según, Mario Moreno, hermano de la víctima, Sontemirso sufrió un siniestro vial en la vía que comunica del corregimiento de Paso Cusiana hacia el municipio de Tauramena, iba con un hermano quien fue quien lo trasladó hacia el centro asistencial de esa localidad y ante por la gravedad de las heridas lo remitieron al Hospital Regional de la Orinoquia, donde de entrada, le practicaron la primera prueba para Coronavirus arrojando negativo.

Mario relató que, los médicos le advirtieron que el panorama no era el mejor y que su estado de salud era crítico, por lo que se dirigió a Tauramena para reunirse con la familia y darles la noticia, en el trayecto recibió la llamada de un médico del HORO que le indicaba que le habían practicado una nueva prueba para Covid-19 y el resultado era positivo, que su estado había empeorado y que en cualquier momento moriría.

Los hermanos Moreno sintieron desconfianza sobre los procedimientos del HORO, por lo que buscaron de diferentes formas realizarle una nueva prueba, pero les fue negada la posibilidad.

 “Al morir Sontemirso, sin embargo, el cuerpo fue trasladado a Medicina Legal sin ningún protocolo de bioseguridad, permaneció durante toda la noche allí, para hacerle la necropsia al siguiente día. Fue un día después, hacia las 10:00 de la mañana que el Hospital alertó a Medicina Legal que tuvieran cuidado con ese cadáver, pues era un caso probable de Covid-19, pero ya le habían practicado la necropsia”, según el relato de Mario Moreno.

Los hermanos Moreno conscientes de los inconvenientes que se podrían presentar al trasladar el cuerpo hacia Tauramena pidieron claridad al Hospital Regional de la Orinoquia, se presentaron ante la Defensoría del Pueblo, entidad que mediante un oficio le pidió al HORO estudiar con inmediatez la petición y emitir respuesta de fondo dentro de los términos legales para la garantía de los derechos fundamentales de la víctima y su familia, como lo son las honras fúnebres, pero ni así hubo un pronunciamiento del Hospital.

“La Gerente del Hospital no le contesta ni siquiera al Gobernador”, señaló Mario al afirmar que en el HORO no hay quién responda por su caso y continúan a la espera de que se emita un pronunciamiento y se dé claridad sobre lo sucedido.

El cuerpo permanee hace dos días en Medicina Legal.




Comentarios

Cerrar
Cerrar