Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

Negro futuro (2)

Negro futuro (2)
Por: Óscar Vanegas Angarita*

Dando continuidad al análisis del documento oficial entregado por la Agencia Nacional de Hidrocarburos -ANH- al senador Jorge Robledo, donde rinde un informe detallado sobre los resultados de la política petrolera que rige desde el primero de enero de 2004, según lo establecido por el Decreto Ley 1760 de 2003, podemos concluir después de 10 años de vigencia, que dicho cambio fue uno de los peores errores del anterior gobierno. ¿Por qué?

Porque, como lo escribí en la columna del pasado 23 de marzo en el periódico EL FRENTE, de 351 contratos firmados para Exploración y Producción -E&P-, en 179 de éstos (el 51% de los contratos) la participación en la producción para el país es cero; en 65 contratos (el 18,5%) es el 1 por ciento; en 25 contratos (el 7%) es el 2 por ciento; y en 16 contratos (el 4.5%) es el 3 por ciento. O sea que en el 81% de los contratos firmados por la ANH, prácticamente regalamos el petróleo que se descubra.

El panorama es tan preocupante para el suministro interno de petróleo a futuro, que de 170 mil barriles diarios que hoy se producen de los 172 campos descubiertos bajo estos contratos (102 comerciales y 70 en evaluación o periodo de prueba), el país solamente está recibiendo 538 barriles (el 0.31%).

Imaginémonos el escenario futuro en el cual se descubra un nuevo Cusiana o que se produzca un millón de barriles diarios provenientes de yacimientos descubiertos a través de estos nuevos contratos (cuando la producción de los yacimientos maduros haya declinado), y que al país solo le correspondan 3100 barriles. ¿Cómo iremos a cargar nuestras refinerías?

Sencillo: tendremos que importar petróleo, porque posiblemente las petroleras extranjeras no nos venderán el suyo, ya que el contrato firmando con la ANH no les obliga a cubrir el suministro interno (ellos son libres de disponer de su crudo); y si nos lo venden, se les debe pagar a precio internacional y en boca de pozo.

El mejor negocio para Ecopetrol será importar gasolina, pues la refinación le seguirá dando pérdida. Mientras tanto, los colombianos seguiremos pagando la gasolina más costosa de América, y nos sentaremos a llorar encima del tubo que se llevará “nuestro” petróleo (perdón, el petróleo de las empresas multinacionales), al mercado extranjero.

No faltará el “vende patrias” que saldrá a decir que para eso nos pagan las regalías. Pues de acuerdo al informe de la ANH, de los 172 campos que se han descubierto desde el 2004, en el mejor de los casos nos pagan el 9%, pues paradójicamente, aquellos campos que producen más de 5 mil barriles diarios, han sido fraccionados en varios campos, donde individualmente ninguno produce más de 5 mil. De esta forma fraccionan la producción para no pagar más del 8% de regalías. Igualmente, donde el crudo tiene menos de 15 grados API, solo pagan el 6%, pues gracias a la Ley 756 de 2002, se benefician de un descuento del 25% en la tarifa.

Por participación en la producción y otros conceptos, de acuerdo a la ANH, a corte del 9 de diciembre de 2013, el país en 10 años ha recibido 1.500 millones de dólares, aproximadamente; y a corte del 31 de diciembre de 2012, las petroleras han descubierto 150 millones de barriles de reservas certificadas (probadas) en los 102 campos comerciales.

O sea que a las compañías les ha salido a 10 dólares el barril, sin tener en cuenta que de esos 1.500 millones de dólares, la ANH ha invertido 900 millones de dólares calentándole las cuencas. Resumiendo, la ganancia neta para el país, ha sido de 600 millones de dólares en 10 años de vigencia de la actual política petrolera. ¿A esto es lo que el gobierno llama política petrolera exitosa?

*Ing. de Petróleos. Presidente del Orseme.


Comentarios

escucha radio online
Cerrar
Cerrar