Nuestro canal en youtube PrensaLibreCasanare

De Frente - Fernanda por ahí anda

De Frente - Fernanda por ahí anda
Por Oscar Medina Gómez*

Durante los cuatro años de su gobierno fui uno de sus más vigorosos y tenaces contradictores políticos. Desde esta columna la fustigué duramente por el manejo político-administrativo que le estaba dando a la alcaldía. Por ejemplo, su enconada pelea con el Concejo de Yopal.

Por su carácter fuerte y actuar todopoderoso de hecho la bauticé “la faraona”, en un símil referido a que en su gobierno se hacía lo que ella dijera, cuando lo dijera y como lo dijera.

El paso de las horas, los días y los años ponen todo en su justo lugar. Ese juez inevitable llamado tiempo nos hace repensar. Y algo que tengo bien firme e innegociable en mi formación personal y estructura profesional es la honestidad, la gallardía y la nobleza para reconocer las equivocaciones.

Lo digo sin matices: el mejor nombre para regir los destinos de la ciudad es la exalcaldesa Lilian Fernanda Salcedo. Su estabilidad de gobierno, autoridad y resultados traducidos en obras, hablan claramente de quien es: una mujer muy capaz, con liderazgo y que las tiene mejor puestas y más templadas que cualquier varón.

En el ejercicio político hay que ser aterrizado, sensato y coherente con lo que se es y lo que se quiere. Diagnostiquemos potenciales rivales: Felipe “pipe” Becerra, del pálido Partido Alianza Verde, es un enfermizo amante de los besos, abrazos y “like´s” en Facebook. Cree que así será alcalde. Luis Eduardo Castro, es un eterno perdedor, así posea algunos visos de liderazgo. Carlos Freddy Mejía, si quiere seguir en el juego político debe reinventarse y aspirar, por ejemplo, a una Asamblea.

Rubiel Vargas, aparte de no tener discurso convincente, carece de “ángel”, de entronque con la gente. Lenin Bustos, es un emocional individuo que compra peleas para hacerse popular. Otros como José Garrido, Sandra Torres y Jairo Castillo son respetables ciudadanos, pero políticamente son fantasmagóricos ene enes.

Enfrentados a Lilian Fernanda, los anteriores y otros más están perdidos. Esta no es una mera afirmación sin sustento. Argumentos hay a montones. El primero –y tremendamente clave- es que ella la garantizó a los yopaleños estabilidad de gobierno. Estuvo 4 años capitaneando un barco que navegó en muy sucias y turbulentas aguas infestadas de tiburones hambrientos.

Luego de entregar el poder en diciembre del 2011, por la alcaldía de Yopal han desfilado 8 alcaldes y alcaldesas. Cuando debieron ser sólo 2. El caos e inestabilidad administrativa han sido vergonzantes, generando atraso y altos costos que los hemos pagado todos. La causa: por supuesto, la corrupción y la politiquería.
Los recursos de inversión que Lilian Fernanda manejó en sus 4 años sumaron, en cifras redondas, alrededor de 300 mil millones de pesos. A ese monto no se le deben sumar los recursos con destinación específica que llegaron del gobierno nacional, correspondientes a nómina de funcionamiento, régimen subsidiado y sector educativo. Esa plata fue del orden de los 500 mil millones. Y, como es sabido, es intocable.

Sin venir a decir aquí que como alcaldesa Lilian Fernanda fue un modelo de transparencia, un dechado de virtudes angelicales y santidad, al final de su mandato esos 300 mil millones dieron resultados. Las obras están ahí. Cosa que no ocurre con la mayoría de gobernantes, donde las obras jamás se ven. Pero lo que sí es visible son las fincas de recreo, las casaquintas, los apartamentos y autos de lujo de quienes manipulan recursos públicos.

Lilian Fernanda entregó dotada y en operación La Triada, un centro multifuncional de la cultura y el conocimiento con auditorio, biblioteca, laboratorios de química y física, hemeroteca, ludoteca, sala de sistemas y salones de eventos. Hoy, la desidia, politiquería y carencia de respeto y amor por Yopal la dejaron a su suerte. ¡Eso es criminal!

Quedaron en operación 4 Centros de Desarrollo Integral, CDI, igualmente dotados. Diariamente los CDI´s atienden a por lo menos 1.200 niños de escasos recursos económicos, de entre 1 y 4 años, a quienes se les brinda no sólo amor y cuidados sino desayuno, almuerzo y refrigerios de forma gratuita. Dos Centros Vida –hogares de paso para las personas de la tercera edad- también se entregaron: uno en Villa Flor y otro en Bella Vista. En estos lugares al día se les da almuerzo y onces a no menos de 100 abuelitos, a quienes además se les presta el servicio de enfermería y esparcimiento.

La alcaldesa a su vez entregó el mega colegio de la Comuna 5, con capacidad para 1.200 estudiantes pobres de primaria y secundaria. Así logró darle alivio a centenares de chicos que tenían que desplazarse a otras instituciones educativas, caminando diariamente kilómetros de distancia.

La sede del proyecto de estudios profesionales UTOPIA de la Universidad de La Salle -que está funcionando exitosamente en Yopal, a 30 minutos por la vía a Matepantano- fue gestionada por la alcaldesa. Allí, decenas de jóvenes campesinos de zonas rurales afectadas por la violencia, encontraron una oportunidad de cambiar sus vidas. Estudian agronomía, veterinaria, zootecnia y otras áreas relacionadas. Internados, se les da protección, hospedaje, alimentación y hasta pueden aprender francés e inglés. Mejor dicho: se les brindan herramientas de progreso y paz en vez de armas para la guerra.

¿Saben a quién se debe que hoy en Yopal estén UNICENTRO con su almacén ancla JUMBO y decenas de reconocidas marcas nacionales? ¿O el Hipermercado ALKOSTO? ¿O una sucursal de almacenes ÉXITO? Pues a “la faraona”. Ella gestionó ante empresarios privados para que creyeran e invirtieran en Yopal, trayendo modernidad, empleo, desarrollo.

¿Quieren más? Cuando Lilian Fernanda recibió la alcaldía a Nelson Mariño, había un déficit de 21 mil millones de pesos y una deuda de 37 mil. A pesar de un Concejo politiquero en su contra, que le bloqueaba todas sus iniciativas de gobierno, ella entregó el cargo a su sucesor Wilman Celemín con un superávit de 53 mil millones y sin deuda.

Un hecho que demuestra la perversidad y actuar punible al que llegaron los concejales que acechaban a la alcaldesa, es que en el sonado caso de los videos autoincriminatorios de Amparo Sanabria y Cristóbal Torres, en diciembre pasado la justicia penal dejó en firme y en limpio el nombre de Lilian Fernanda, demostrando que todo fue un montaje delictivo para enlodarla. De la misma manera y por los mismos hechos, de los 17 concejales de su alcaldía –periodo 2008 a 2011- en 2012 la Procuraduría destituyó e inhabilitó para ocupar cargos públicos a 10 “honorables”. Algunos de los destituidos -como Rafael Castro, Oromairo Avella y José Reinaldo Pérez- fueron condenados penalmente por la Fiscalía por el delito de “constreñimiento ilegal y violencia contra servidor público”, contra sus colegas Amparo Sanabria y Cristóbal Torres. Recordemos que, en abril de 2009, a punta de cartas de renuncia prefabricadas, letras de cambio y amenazas gravísimas, obligaron a Sanabria y Torres a aparecer en videos donde se autoincriminaban en supuestos hechos de corrupción y negociaciones por debajo de la mesa entre la Alcaldía y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Yopal, involucrando a funcionarios de la alcaldesa.

A Lilian Fernanda le faltó, sin duda, más prensa, más ruido, más socialización de sus obras. En una selva de caníbales políticos como la nuestra, todo gobernante tiene que hacerlo para contrarrestar a quienes quieran devorarlo con mentiras y calumnias.

No obstante, sus obras son visibles. Palpables. Reales. No son un cuento verde. Ahora, considerando que la fecha final para inscribir candidaturas a alcaldías y gobernaciones se cierra el 30 de mayo, más de uno se pregunta ¿qué pasaría si la exalcaldesa logra consensos y alianzas, y se lanza como candidata a la Gobernación de Casanare? Digo yo.

*Periodista


Comentarios

Anterior 1 2 Siguiente
escucha radio online
Cerrar
Cerrar